Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



jueves, 21 de junio de 2018

Quijote, I,50-52

Con estos tres capítulos cerramos la lectura de primera parte del Quijote coincidiendo con la última sesión de este curso en el grupo de lectura del Ateneo de Mahón.

Capítulo 50: don Quijote y el canónigo

  • Discusión entre don Quijote y el canónigo a propósito de los libros de caballerías con el argumento, por parte de don Quijote, de que, puesto que han merecido la aprobación real, no pueden sino narrar hechos verídicos. Y tal argumentación ya había sido utilizada por el ventero Juan Palomeque el Zurdo en I,32.

lunes, 18 de junio de 2018

Que Lástima - León Felipe por Héctor Alterio

Impresionante el poema Como tú, con sus suaves asonancias, recitado por Hector Alterio: ni siquiera desentona el deje argentino. Dicho sea de paso, este poema me lo descubrió en gloriosas noches antiguas, Juan Antonio Sánchez Alciturri. Más tarde me hice con la Nueva antología rota en la editorial Visor y allí estaba el poema. Conviene decir, porque es políticamente muy incorrcto, que León Felipe tuvo un sobrino torero, Carlos Arruza: en aquellos tiempos, empero, no primaba ese pensamiento fláccido que embota el cerebro de los borregos actuales.

viernes, 15 de junio de 2018

Quijote, I,48-49

Y seguimos con la lectura del Quijote, esta vez para la sesión celebrada el 24 de mayo en el Ateneo de Mahón. Se trata del camino de vuelta a casa de don Quijote y toda su comitiva desde la venta de Juan Palomeque.

Capítulo 48: la preceptiva dramática
  • El cura y el canónigo prosiguen su diálogo referente a asuntos de preceptiva literaria: por boca primero del canónigo y luego del cura, Cervantes parece defender las unidades dramáticas clásicas de raíz aristotélica, que se oponen a lo que presenta Lope de Vega en su Arte nuevo de hacer comedias. El cura hace especial hincapié en la falta de respeto por la unidad de tiempo, la única verdaderamente aristotélica, para luego ocuparse de la de lugar en el mismo sentido. En realidad la discusión es un reflejo de la tensión entre la preceptiva clásica y el gusto del momento que guía a Lope.