Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



jueves, 25 de enero de 2018

Quijote, I,40-41

Continuamos con la lectura del Quijote para comentarlo con el grupo de lectura del Ateneo de Mahón. Y seguimos en la venta de Juan Palomeque con la narración del cautivo.

Capítulo 40: el cautivo en Argel.
  • Véase la mezcla de materiales literarios: se inicia el capítulo con dos sonetos y hay que notar que también había poemas en la historia de Marcela y Grisóstomo, y en la novela del curioso impertinente; son de tema militar y es don Fernando quien los recita tras haberlos aprendido de su hermano, compañero de armas del cautivo.

miércoles, 17 de enero de 2018

Quijote, I,38-39

Proseguimos con nuestra lectura del Quijote, en común con los miembros del grupo Temps de lectura del Ateneo de Mahón, y seguimos en la venta de Juan Palomeque con don Quijote y su discurso de las armas y las letras.

Capítulo 38: final del discurso de las armas y las letras.
  • Dos notas destacan en el discurso de las armas y las letras: 1ª) El desprecio por la artillería (aquestos endemoniados instrumentos de la artillería), que recuerda el desprecio que en Homero produce el herir de lejos con flechas; además, la invención de la pólvora y las armas de fuego son rasgo definitorio del fin de la Edad de Oro. 2ª) La conclusión, lógica, a favor de las armas.
  • De hecho se puede considerar que los capítulos siguientes con la novela del cautivo son una ejemplificación del ejercicio de las armas.

martes, 9 de enero de 2018

Fernando Aramburu, Patria

Aramburu, Fernando, Patria (Tusquets, Barcelona: 2016)
Leemos la obra para la sesión del club de lectura del Ateneo de Mahón del día 22 de diciembre. Y ya leímos en su momento la primera obra de este autor, Fuegos con limón (1996), que nos pareció satisfactoria. Como ésta. Y de ella diremos:
  • La novela está articulada alrededor de un acontecimiento, la muerte del Txato a manos de ETA. Ya se sugiere en el primer capítulo con su viuda, Bittori, hablándole a la foto del Txato para confesarle sus temores acerca del matrimonio de su hija (14).