Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



lunes, 6 de noviembre de 2017

George R. R. Martin, Juego de tronos

Martin, George R. R., Juego de tronos (Gigamesh, Barcelona: 2017)
1º) Que nadie me pregunte por qué he leído esto, que es el primer volumen de la serie. Y en realidad es así: en su versión literaria el título de la serie es Canción de fuego y hielo y Juego de tronos es sólo el título del primer volumen. Y por supuesto, no lo he leído porque Pablo Iglesias viera la serie o se la regalara al rey.
2º) Ni punto de comparación con El señor de los anillos obra con la que alguno la ha comparado. Recuerdo que así fue en un artículo que leí en un suplemento dominical del diario Menorca. Tolkien está muy, muy por encima: a él se le nota conocimiento de cultura antigua y aquí, lo justo o lo tópico. Y no digo que G. Martin no tenga su buena dosis de imaginación: es necesaria para mantener la coherencia entre tantos espacios.