Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



domingo, 4 de junio de 2017

Camí de cavalls, XIX (12/4, de son Xoriguer hacia son Saura)

El día 1 de junio amaneció en plan que si sí que si no. Yo había decidido que, si el día se decidía en plan sí, iría a la playa de son Xoriguer. Y si no, a andar un poco si ese no no suponía lluvia. Pues en eso estaba hacia las 9 tomando café en cala'n Blanes cuando, como el día parecía decidirse positivamente, decidí ir a la playa de son Xoriguer y aprovechar para andar.
Llego, pues, a son Xoriguer y lo primero mi ratito de hamaca leyendo lo ilegible, una antología de la poetisa -yo soy de los que siguen diciendo poetisa y lo seguirán diciendo aunque le demuestren que es lo más machista del mundo-, de la poetisa, digo, estadounidiense Emily Dickinson: lírica incomprensible si he de resumir lo que pienso; al menos en una primera lectura, pero ya le haré otra. Lectura, pues, cigarrito y cata del agua, que estaba algo fría además de que es difícil caminar por la cantidad de piedras. Ya se puede deducir de la foto con la cantidad de gente que se ve dentro del agua.
Y lo dicho, que me puse a andar bajo un sol casi de justicia hacia son Saura sin idea, ni mucho menos, de llegar. El camino, fácil de transitar sin exceso de piedras. El paisaje, como puede verse en las fotos: a la derecha el mar y el resto, piedras. Sin una sombra. El paisanaje, lo de siempre: diría que sólo me crucé guiris y me volví a preguntar cuál es el criterio para que saluden o no cuando uno se cruza con ellos: si la nacionalidad, si la edad, si la fase de la luna, si el aza(ha)r...
Llevaba idea de caminar sólo un cuarto de hora y volver atrás para hacer un máximo de media hora pero, al cumplirse un cuarto de hora, vi no muy lejos una caseta donde había bancos adosados a la pared y gente descansando. Decidí, pues, llegarme hasta allí para tener un punto de referencia el día que decida tomar el camino en son Saura y dirigirme hacia son Xoriguer. Alcancé la casa que, si no yerro por el mapa y el GPS de mi móvil está frente a un lugar llamado Punta Prima -no la de San Luis- y, sin descansar ni nada para no romper el ritmo, volví atrás hasta son Xoriguer.
El total de tiempo empleado fueron 44 minutos y, a falta de medición objetiva, calculo a ojo que haría unos 4 quilómetros entre la ida y la vuelta. Pero ya buscaré el modo de saber exactamente la distancia de son Xoriguer a son Saura para poder deducir los datos generales sobre distancia global recorrida y promedio de velocidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario