Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



miércoles, 7 de junio de 2017

Amadís de Gaula (V: estructura, elementos narrativos [personajes, tiempo, espacio]: primera aproximación)

(Esta entrada es continuación de esta otra)

Al llegar al final del capítulo III y hacer balance provisional nos encontramos con que los elementos narrativos, entendiendo por tales a personajes, tiempo y espacio, son abundantes y, a primera vista, pueden producir una cierta sensación de caos. Además, son frecuentes las bifurcaciones de la acción mediante fórmulas como El autor deja de hablar de esto y torna al doncel que Gandales criaba (II) o El autor aquí torna a contar del rey Perión y de su amiga Helisena (III): 1º) La acción comienza en la Pequeña Bretaña, en la corte de Garínter, pero tras el nacimiento y la exposición de Amadís, como éste es hallado por Gandales, se traslada momentáneamente a Escocia (I). 2º) Acto seguido la acción pasa a centrarse en Perión que, tras irse de la Pequeña Bretaña, llega a su tierra, la Gaula. 3º) La acción vuelve a Escocia con Gandales, Amadís y el rey Languines, y se da un nexo de cohesión con la acción anterior: Urganda la Desconocida profetiza primero para Perión y luego para Gandales. 4º) La acción vuelve a la Pequeña Bretaña tras la muerte de Garínter y se reúnen todas las acciones anteriores: allí acude Languines a tomar posesión de la tierra de su suegro y Perión a proteger a Helisena, con la que se casa. 5º) Se abre una nueva línea con el rapto de Galaor, llevado a la ínsula del jayán Gandalás; 6º) Y aún otra en los párrafos finales del capítulo III con la presentación del rey Lisuarte ya mencionado, empero, en el capítulo I como antecesor de Arturo; él y su esposa, Brisena resultarán ser los padres de Oriana.
Pero todo lo anterior puede ordenarse sistemáticamente:
  1. Personajes: dejando de lado doncellas, dueñas y clérigos cuya función es, sobre todo, coadyuvante, el resto de personajes se organizan alrededor de Amadís sobre todo por lazos de parentesco: 1) Del lado materno, sus abuelos Garínter y su mujer, de la Pequeña Bretana; su tía la Dueña de la Guirlanda y su marido Languines, reyes de Escocia; los hijos de éstos, Agrajes y Mabilia que, de momento, no tienen presencia narrativa. 2) Del lado paterno, Perión de Gaula. 3) Y los hermanos Galaor y Melicia. La cuestión central será que, de momento, el parentesco de Amadís con el resto no ha sido aún desvelado. Y cabe contar con Gandales y Gandalín que, mientras tanto, ejercen como padre y hermano, respectivamente, de Amadís. Visto de ese modo, todos los personajes aparecen cohesionados alrededor del protagonista. Un detalle: no se dice el nombre de la esposa de Garínter ni de la Dueña de la Guirlanda, que sólo así será conocida
  2. Tiempo: tomando como referencia al protagonista abarca desde el momento en que sus padres traban conocimiento hasta lo que podríamos llamar mocedades de Amadís cuando ya se está ejercitando en las armas. Como dato concreto tiene siete años cuando el rey Languines lo toma bajo su protección: (Gandales) Entonces le hizo un arco a su medida y otro a su hijo Gandalín y hacíalo tirar ante sí, y así lo fue criando hasta la edad de siete años (II). Y ese amplio tramo de tiempo se cohesiona, sobre todo, con los sueños y las profecías: el sueño de Perión antes de tomar a Helisena (I) lo verá completamente cumplido en los términos en que se lo han interpretado pasados esos siete años de Amadís y nacido ya Galaor (III).
  3. Espacio: hasta ahora los espacios principales han sido tres que, por orden de aparición, son: la Pequeña Bretaña, con la corte de Garínter; Gaula, con la corte del rey Perión; Escocia, corte de Languines, yerno de Garínter y adonde arriba Gandales tras recoger a Amadís en el mar. Dejamos de lado de momento otros espacios como el mar, los bosques o la ínsula del jayán Gandalás. Y anotamos que ya se anuncia la Gran Bretaña con la presencia de Lisuarte que, de momento está en Dinamarca casado con la hija de su rey.

No hay comentarios:

Publicar un comentario