Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



miércoles, 8 de marzo de 2017

Oliver Sacks, El hombre que confundió a su mujer con un sombrero

Sacks, Oliver, El hombre que confundió a su mujer con un sombrero (Anagrama, Barcelona: 2016)
Leemos la obra a propuesta del club de lectura de la Biblioteca Pública de Mahón para discutirla en la sesión que se ha de celebrar el próximo 29 de marzo. Y la primera sorpresa es el contenido: con ese título uno se esperaría una novela de humor. O al menos, una novela habida cuenta, además, la colección en que está ubicado el texto, los Compactos de la editorial Anagrama. Pues no, ni mucho menos: se trata de pequeños relatos clínicos. Es real, es decir, existió ese hombre que confundía a su mujer con un sombrero; y por eso se la quería poner en la cabeza. Se trata, en el libro, de la descripción de trastornos, de casos de difícil catalogación en el mundo de la psiquiatría: de errores en la percepción, de pérdidas de memoria, de insólitas capacidades...

sábado, 4 de marzo de 2017

James Slater, Años luz

Slater, James, Años luz (Salamandra, Barcelona: 2016)
Leemos la presente novela a propuesta del grupo de lectura del Ateneo de Mahón y para discutirla en la sesión del próximo 16 de marzo.
Y una buena pregunta es: ¿a qué viene el título? La única respuesta que se nos ocurre es que la expresión años luz puede sugerir la distancia que va desde la armonía en que parecen vivir los personajes de la obra hasta la realidad. Efectivamente, hasta algo avanzada la novela no hemos conseguido captar el intríngulis: se trata de cómo la felicidad es, a veces, sólo aparente. Y una vez apreciado el detalle, vemos que quizá la frase inicial -Surcamos el río negro (9)- tiene un valor simbólico y premonitorio que se entenderá en el último capítulo con el suicidio –sugerido más que explicado- de Viri (cap. 5,11).