Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



viernes, 3 de febrero de 2017

Aristófanes (I), Las asambleístas, Lisístrata

Aristófanes, Comedias, III (Gredos, Madrid: 2013)
Leemos 'Las asambleístas' para la sesión del grupo de lectura del Ateneo de Mahón que se celebrará el 17 de este mes de febrero. Y la comentamos a partir de los que, según nuestro criterio, son sus puntos de interés:
  • La idea de fondo de la obra es la salvación de la ciudad. Y como los hombres han sido incapaces de conseguirla, la solución va a ser la entrega del gobierno a las mujeres: éstas instaurarán un sistema prácticamente comunista que convierte a la polis en una casa común de todos los ciudadanos con comidas comunales y la colectivización del sexo: es menester que todos tengan en común y compartan todas las cosas. […] en primerísimo lugar haré común la tierra, el dinero y todo lo demás que es de cada uno (590ss); las (mujeres) menos agraciadas y las chatas estarán junto a las de mejor ver, y si (un hombre) desea una de éstas, tendrá primero que trajinarse a la fea (615ss); y también los hombres feos tendrán preferencia ante las mujeres hermosas: con los chatos y feos se ha votado que se joda primero (700ss). El nuevo orden tiene visos de las utopías del XVI: no habrá pleitos (655); no habrá ni un solo ladrón […] pues ¿cómo va a robar lo que ya tiene? (665). Aunque mantiene la división en clases: las esclavas […] Sólo deben yacer con los esclavos (720ss).
  • La protagonista es Praxágora, con nombre parlante (la que habla eficazmente). Tiene cierto parecido con Lisístrata pero, mientras ésta sólo provoca una alteración pasajera de la normalidad, Praxágora pretende una alteración total con la asunción del poder por parte de las mujeres (Es a las mujeres, os aseguro, a quienes conviene traspasar el gobierno de la ciudad [210ss]).
  • Pero la revolución está predestinada al fracaso por dos razones: 1) Parte de un engaño puesto que las mujeres han ejercido su derecho al voto disfrazadas de hombres. 2) El argumento para tomar el poder es contradictorio: puesto que los hombres tienden a la novedad y las mujeres a mantener las costumbres, ¿cómo puede acabar bien una revolución concebida por una mentalidad, la femenina, tan enemiga del cambio?: lavan los copos de lana con agua caliente a la antigua usanza todas ellas sin excepción, y no las verás probar una nueva forma de hacerlo. En cambio, la ciudad de Atenas, si tenía algo bien establecido, no lo mantiene, sino se afana en buscar alguna novedad (219ss).
  • El inicio de la obra, la aparición en escena de Praxágora vestida de hombre y con barba postiza, ya anuncia el tema, la inversión de papeles, además de ser un comienzo ridículo en el sentido etimológico del término; aunque más ridícula será la presencia después de Blépiro y el Vecino vestidos con las ropas de sus mujeres (311-349). Ridículas son también las palabras de Praxágora y su tono en tanto parece dirigirse al sol como divinidad pero habla con un candil para decirle, entre otras cosas, que sirve para la depilación (1-15).
  • Se da una alabanza de las mujeres para hacerlas dignas del gobierno de la ciudad: la mujer es un ser juicioso y hacendoso […] que no pleitean, que no tratan de derrocar la democracia (445ss.).
  • Diversos subtemas de la obra apuntan a su adscripción a la comedia en tanto son opuestos a los de la tragedia: la depilación de Praxágora (vid. supra) y de las esclavas (720ss); la Mujer I explicando que la folla su marido y, como éste es de Salamina, expresa la acción con una metáfora a partir de ‘remar’ o Praxágora aclarando si jode o no perfumada (525); la mención a Arífrades, entusiasta del cunnilingus como se aclara en nota (428), o a Esmeo, que la practica (840ss), o la alusión a la misma actividad al tiempo que se come y se jode (470); lo escatológico con Blépiro explicando primero sus ganas de cagar (315ss.) y cagando luego a la vista de su vecino (350ss) o con la invitación que le hace Cremes de pederse (460ss), o el Hombre que antes de aportar sus bienes a la comunidad preferiría estar cagando más de treinta días (805ss), o Epígenes, que también tiene ganas de cagar (1060); la alusión a un personaje, Aristilo, aficionado al beso negro (645); o los consoladores junto a lo lésbico (915ss); o la erección de Ortágoras (ortos = [e]recto) jugando con su nombre (915).
Completamos la lectura de la obra anterior con la de 'Lisístrata' al entender que una y otra guardan bastantes puntos en común. Y la comentamos del mismo modo:
  • El presupuesto es la soledad femenina a causa de los conflictos bélicos y, en concreto, de la guerra del Peloponeso; de ahí que, en tanto víctimas, las mujeres entiendan que su opinión merece ser tenida en cuenta. Por eso ocuparán la Acrópolis para hacerse con el tesoro y harán voto de castidad o, más bien, de no tener relaciones sexuales con hombres, hasta tanto no abandonen la guerra (210ss).
  • Guarda muchos puntos en común con ‘Las asambleístas’:
  1. La idea de que la posibilidad de salvación de la Hélade está en manos de las mujeres (30). Incluso se produce a ese nivel una alianza entre Atenas, liderada por Lisístrata, y Esparta, representada por Lámpito, que ha acudido a Atenas y vuelve a su ciudad a propagar allí la revuelta (240, 995ss).
  2. El ttratamiento de lo obsceno casi siempre a partir del doble sentido (60): Las continuas alusiones al acto sexual (15ss), a la abertura de piernas o a posturas sexuales (230ss, 675ss). A la dureza del miembro viril (20ss, 150, 210ss) con personajes que aparecen erectos en escena como Cinesias (845ss), el Heraldo lacedemonio que, además, dice que toda Lacedemonia y sus aliados están erectos (980ss), los embajadores lacedemonio (1075ss) y ateniense (1090ss). Al coño en tanto huerto beocio bien depilado (85ss) y, de nuevo, a la depilación (150). Al uso del consolador, que también se resiente a causa de la guerra (110). A la masturbación femenina (720ss) o masculina (1090). A la depilación del vello púbico (825ss). Al acto de cagar (440ss).
  • Da una visión negativa de las mujeres: ¿qué cosa brillante o razonable podrían hacer las mujeres, que se pasan la vida sentadas, dándose colorete, poniéndose vestidos azafranados, embelleciéndose […]? (40ss en boca de Calónica); no hay criatura tan desvergonzada como las mujeres (365ss en boca del Corifeo de viejos). En la misma dirección está la alusión del Comisario acerca de que las mujeres sólo tienen valor cuando están borrachas (465ss).
  • Tiene un final cerrado y feliz con el embajador lacedemonio y el ateniense pactando la paz con Lisístrata actuando de mediadora (1160ss): Que el marido esté junto a su mujer y la mujer junto a su marido. Luego, dancemos en acción de gracias a los dioses por esta feliz coyuntura y procuremos no errar de nuevo en el futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario