Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



lunes, 2 de mayo de 2016

¿Y si somos?

¿Y si -como en aquello de Pink Floyd- no somos más que ladrillos en la pared?
¿Y si somos aún algo menos?, ¿y si en vez de ladrillos ordenados en una pared somos granos de arena esparcidos sin orden por las playas?
¿Alguien ha pensado a dónde han ido a parar todos los cuerpos de quienes han pisado la tierra desde el origen de los tiempos? Casi infinitos cuerpos. Un quasi-infinito semejante al de los granos de arena de esas playas. ¿Y si es cierto? ¿Y si somos cuerpos esperando convertirse en cadáveres que, a su vez, se convertirán en granos de arena?
¿Y si -como dice una de las primeras frases de toda la literatura- no somos más que polvo y en polvo nos hemos de convertir?
¿Y si somos aún menos?, ¿y si somos humo?
¿Y si aún somos algo inferior a ladrillos, arena, polvo, humo?, ¿y si somos algo tan inasible como el tiempo?
¿Y si somos la mínima expresión del tiempo? ¿Y si somos -y eso ya es Heráclito, Séneca, Quevedo, Heidegger,...- un mero instante entre la cuna y la sepultura, entre los pañales y la mortaja?
¿Y si -como se dice en los entierros por decir algo- no somos nada?

2 comentarios:

  1. Preguntas eternas, sin respuesta. Seamos lo que seamos y por poco que seamos, el caso es que somos. Seamos lo mejor que podemos ser. Y después que las olas del mar nos acaricien y nos lleven y traigan entre caracolas.

    P.D. Leyendo en otro blog, he encontrado el Arco Iris. Ha sido grato recordar y ver que sigues cuidando el tuyo. Deseo que te encuentres bien. Seguimos con nuestro taller de micros, pero ahoraa en FB. Somos pocos, pero cabezotas.

    Un abrazo

    ZaraRosa

    ResponderEliminar
  2. Pues intentemos disfrutar de ese instante que va de los pañales a la mortaja.

    Un saludo.

    ResponderEliminar