Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



jueves, 31 de marzo de 2016

Pere Gomila, Geografies del vent

Gomila, Pere, Geografies del vent (Arrela, Maó: 2015)
Leemos el presente poemario para la tertulia del club de lectura de la Biblioteca pública de Mahón del día 30/3/16. Y lo primero que diremos es que nos choca que por la solapa diga que el autor, que por cierto mantiene este blog, es de formación autodidacta: aparte otros muchos datos que apuntan en dirección contraria, sólo ver -sin necesidad de leer- la página 57 se descubre que estamos ante un soneto; y hace falta mucho autodidactismo para llegar al soneto...

Comentaremos aspectos muy generales del libro y, más detalladamente sólo dos poemas. De entre los aspectos generales diremos:
  • En el primer libro, Entre el rostoll dels dies, el primer poema actúa como prólogo al presentar la geografía de los poemas, 'Illa': se la entiende personificada y, violando la gramática, como C.D. del verbo viure: l'illa que hem viscut / amb l'abraçada d'un amant; en el poema se pasará del real rostoll que ara cremen al simbólico rostoll dels dies. Y aparecerán algunos de los que luego serán motivos recurrentes: fum pudent, salobre en els vidres (=la salabror enganxada a la mirada en 'Tirant', el tel salobre de les aigües en 'Sa Recana des Cans', la sal del cos en 'Atalis')...
  • Alterna visiones de la isla desde abajo y desde arriba llevándolas a la infancia o la adolescencia vistas a lo lejos. Desde abajo cuando Érem al·lots en 'Pou de na Patarrà' (ventre humit de roca pura, fons sec, profunda entranya) para luego utilizarlo de símbolo (fons imprecís de tu mateix). Desde arriba ulls adolescents en 'Mirador del Toro' que se convertirá también en símbolo (altres miradors, / [...] sobre el temps devastat [=rostoll dels dies]); desde arriba también en 'Torre de Fornells'. Lo que no quita, por supuesto, para que se coloque al nivel del mar como en 'Tirant' donde ese mar se convierte en un cos navegat de pur sentit y, de ahí, una imagen altamente erótica: la riba perfecta d'unes cuixes / que et penetren de líquens.
  • Insiste una y otra vez en la idea del rostoll dels dies: els ressons devastats, els estralls del temps ('Tirant'); s'esmicolava / el temps ('Atalis').
  • Sube a la metapoesía al citar a otros poetas: Salvat, Ausiàs en 'Vinya a principis dels 80' que le sirven para uno de sus temas centrales: poemes / arrelats a la terra, una tierra que puede volverse eixorca i crua volviendo a la idea del rostoll; Catul, Estellés en 'Atalis'
  • Va girando sobre la interrelación tierra-hombre-lengua: les arrels del poble i de la parla ('Formatell'); amor a les veus fondes de la terra, la paraula encesa de la llengua, el cant antic i fondo de la terra, la veu / genuina i fidel que ens agombola, cant incendiat ('Biniatram'); la veu profunda / de la terra, els vells cants que servava / el bategar del poble, un clam alçat, la paraula que crea i dignifica ('Torre de Fornells'); la plenitud del català que uneix / la gent del nostre poble amb la paraula ('Passeig literari'); el cant pouat / de les arrels més nobles de la terra ('Es Convent').
  • Otro tema en el que insiste es la infancia vista desde los juegos y la inocencia; así en varios de los poemas y, sobre todo, en 'Es Fossar': La vida era al carrer / amb el cicle dels jocs en èpoques marcades / -els mèrvils, les baldufes, el marro, les capsetes-; de ahí el crit de la memòria / contra l'oblit eixorc.
  • Presenta reminiscencias clásicas: No he agafat més el fruit ben madurat / del mateix arbre ('Es Plans d'Alaior') donde resuena desde el río de Heráclito hasta el Collige virgo, rosas o Coged de vuestra alegre primavera / el dulce fruto de Garcilaso. Ens sortirà a l'encalç / el cobrador insistent de l'antic deute ('Sa Recana des Cans') de corte estoico.
  • Este primer libro se cierra con un poema ''Més que abans...' que remite a los versos iniciales de Ausiàs March y construido a base de anáforas: las tres estrofas empiezan con la frase del título.

  • El segundo libro, Cant del caminant, parece basarse en el Camí de Cavalls: los poemas están dedicados ordenadamente a lugares por donde pasa ese camino.
  • Se insiste en los temas y motivos anteriores: la paraula ardent ('Penyes des Capell de Ferro'); l'olor de terra i salobre ('Binidelfà'), la simbiosi de l'home amb la natura ('Cala des Corbetar'), beguéram / quan érem estudiants i ens hi perdíem, / el gin dels mariners ('Maó').
  • Quizá haya una mayor presencia del tema del tiempo como en 'Basílica paleocristiana des Cap des Port' donde la contemplación de las ruinas lleva a la generalización: Mentre medites el temps / en l'extinció que veus; el món perdut d'aquella infància ('Ciutadella').
  • Presenta la naturaleza de modo armónico: el far com un esquinç de la mateixa / roca ('Punta Nati'), una simfonia de la pedra ('Cala des Corbetar'). Y al revés, la naturaleza maltratada por el hombre: En camps abandonats, improductius / l'avançament inexorable / cap a un món d'artificis ('Horts de Cala en Porter').
  • Trata la generosidad ('Vall d'Algaiarens': terra generosa) y su opuesto, la codicia ('Aljub de Corniola': llop de l'avidesa).
  • Adquiere tonos filosóficos: una fam incessant / de cercar l'absolut ('Penyes des Capell de Ferro'); un design de no res, La ruta és el dolor, / la vida ('Cap de Cavalleria').

  • El tercer libro, Toponímia, está en relación con algo ya dicho acerca del hombre y la lengua: aquí cantará el espacio y los nombres con que el hombre los denomina; de ahí alguna sucesión de topónimos como Calescoves, Son Bou, / na Xarolina... (Fonts). Y la explicación en el poema que cierra el libro, 'Topònims': Són els noms amb què sabem / com l'home s'ha integrat en el paisatge.
  • Volverá también a temas anteriores como 1º) El paso del tiempo: con imágenes marineras en 'Port de Maó': el vaixell de l'edat que ara passa / [...] / el cabotatge inútil de les hores; partiendo de la comparación con el molino en 'Molí de l'Àngel' (como en 'Basílica paleocristiana des Cap des Port'): Com el molí que ja no acull el blat / [...] / ara el teu temps s'esqueixa; o con el 'Molí d'aigua de Son Boter': preservar del temps / el que perdura encara. 2º) El maltrato de la naturaleza por el hombre: la gran cala / que feren santa abans de ser venuda (Cala Galdana); o con los rapinyaires de corbata que presenta en 'S'Albufera des Grau' tras haber citado las aves autóctonas (l'àguila peixetera, l'agró, el rabassot, l'ocell migrant i el sedentari). 3º) La sal: la salabror pudent ('Fonts'); el vent salabrós ('Favàritx'); l'escata a pell de sal ('Sanitja'); el salobre en porpra de la pell ('Pregonda'); prades de sal ('Salines de Mongofra'); sal sobre la pell, foc del salobrar ('Pla de mar [salobrar]'). 4ª) La interrelación entre el hombre y la tierra personificando a esta última: la pell d'aquest paisatge ('S'Albufera des Grau'). 5º) La infancia: D'infant em fascinava / el mac rodó i polit ('Macar d'Alfurinet'). 6º) La lengua: He pensat en la parla. / També perdura com l'alzina ('Alzina de a'Artiga Vella').
  • Cita también a otros poetas y vuelve a Homero: el bell vers / de Leopardi e mi sovvien l'eterno / o la mirada del pastor en la nit / d'Homer, amb les fogueres dels troians ('Favàritx'). Costa (Llobera), Alcover, Maragall, Villangómez, Estellés, Carner, Llull a propósito de los árboles que citan y para enlazarlos con L''Alzina de s'Artiga Vella' que, a su vez, desembocará -¡cómo no!- en el pi de les tres branques. O a la mitología: tot el macar com joies treballades / d'èols i posidons ('Macar d'Alfurinet').
De entre los poemas destacamos:
  • 'Calesfonts' (23-25):
  1. Otro argumento en contra del autodidactismo son expresiones como els dits de llum rosada [...] damunt la vinosa mar antiga: cualquier lector mínimamente culto reconoce ahí fórmulas homéricas.
  2. Tiene una estructura clara con dos partes explícitas: la primera de título mitológico, La porta d'Eos; la segunda, de tipo anecdótico, Una terrassa amb poetes. En la primera parte, una primera estrofa contiene un amanecer presentado mítológicamente -porta d'Eos, regne de Morfeu- y seguido de imágenes luminosas (suau esplendor, encesa quietud). A partir del título lo que se sugiere es la comunidad mediterránea, la fusión del mar menorquín con el mar mítico de Homero que remite a la eternidad. La segunda estrofa parece oponer a esa eternidad la historia de modo negativo y, de ahí, imágenes negativas y de oscuridad (portes que es tancan a la llum, sinistres passadissos, laberints de l'odi, passatges desolats, pedregosos senders); todo ello para culminar en els segrestats camins de la paraula que se pueden oponer a las palabras luminosas y seguras de la estrofa anterior.  Y acabará esta primera parte con esperanza, con el hombre luchando (vell combat, l'aire tràgic, cremor d'un vent hostil) para conseguir la llavor més fecunda, para dar con l'amor dictat pel cor dels generosos; y así volverá a conseguirse la armonía y se fundirán los motivos anteriores, la luz y la palabra (porta de l'aurora / on s'escampa la llum, el cant fidel que mai no cessa). La segunda parte va a la anécdota, a l'àpat lleuger; se retoman motivos anteriores (la paraula encesa, un cor generós, el vi de la conversa [vinosa mar]) y se introduce uno nuevo reivindicativo: agombolats per fi en aquesta parla / que volen dividida i ajaguda (= els segrestats camins de la paraula).
  3. Presenta imágenes contundentes: pus nafrat sobre la pell dels dies.
  4. Conclusión: mar, hombre, palabra...
  • 'Barrancs' (57):
  1. Un soneto perfecto con sus rimas abrazadas en los cuartetos (ABBA) y alternas en los tercetos (CDC DCD).
  2. Preciosismos como la aliteración: la seminal fluència del torrent, / la terra on fruita fèrtil la sement (2-3).
  3. Interrelación del hombre con una naturaleza armónica y personificada y, de ahí, aquest concert (5): la plana com el cau d'un cos ofert (4), la natura brinda al cor atent (6), la simple certesa del paisatge (10).
  4. Introducción del tema del tiempo, que va acelerando: com si el temps es torni lent / en un cànon perpetu (7-8); I en l'hora que transites (9); En el moment d'amollar l'ancoratge (12). Y culmina con la idea de la muerte: el viatge (14).
Algo cabría decir de dos aportaciones sobre los poemas que, a modo de epílogo aportan Joan López Casasnovas y Ismael Pelegrí. El primero de ellos, en su línea y con sólida erudición. El segundo, en cambio, del que hemos sabido que ocupa una importante posición en el I.M.E. dice unas cosas...: lo de que los poetas tengan o no visibilidad suena no sé si a la culta latiniparla que decía Quevedo o al lenguaje televisivo de quienes tampoco dudan en decir lo de poner en valor (113); ya no digamos el lío que se hace para ponderar el libro cuando dice que no m'estranyaria que ens trobàssim davant d'una obra d'aquest tipus (115) refiriéndose a obras que aguantan relecturas: bien leído lo que en realidad dice es que a primera vista no las merece. Y yo, a pesar de no creer para nada en el discurso pancatalanista que destila la obra, entiendo que sí merece esas relecturas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario