Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



sábado, 31 de octubre de 2015

Xavier Morató, Un peu gran els aixafa a tots

Morató, Xavier, Un peu gran els aixafa a tots (Arola, Tarragona: 2015)
Una obra de teatro que leemos por pura voluntad de... bueno por apoyar la buena intención del Círculo Artístico de Ciudadela, del que soy socio, a la hora de convocar un prestigioso premio de teatro a cuya entrega de premios o representación no asisto. Y esta fue la obra ganadora en la convocatoria de 2014. Por cierto que hace dos años y aquí ya comenté la obra ganadora en 2012. La cuestión estriba en que esa obra daba para comentario y ésta, en cambio, debe ser la primera en que me quedo mudo o casi. O quizá me estoy haciendo viejo y no conecto con modernidades. A ver qué podemos -o sabemos- decir:
  1. No entendemos bien las acotaciones. En la primera -y sólo hay tres- además de presentarse muy escuetamente el decorado una habitació d'hotel, la mateixa en les nou escenes (21), se dan claves interpretativas que deben correr, y más en un género que espera respuesta inmediata del público, de parte de éste: tal vegada són diferents habitacions d'hotel [...] semblar escampades arreu del món [...]. També poden semblar diferents habitacions i en canvi tractar-se del mateix espai, que ha patit modificacions al llarg del temps (21). Y lo mismo ocurrirá con los personajes, denominados con números del 1 al 18 y entendiendo que los pares son hombres y los impares, mujeres: Tal vegada són les mateixes persones en circumstàncies diferents [...] Tal vegada sí que són els mateixos, almenys alguns (21-22). Digo yo que ya el espectador tendrá juicio suficiente para deducir todo ello sin necesidad de ser guiado por el autor. Además, tales acotaciones no tienen sentido en tanto no tienen solución dramática, no se pueden representar. El mismo autor se da cuenta en la larguísima acotación final: Tal vegada no hi ha dos intèrprets sinó tres, i el tercer és un narrador que proclama en veu alta les acotacions (77).
  2. Las escenas se limitan al díalogo -o no, como la 5 en que no lo hay- entre un personaje femenino y otro masculino. Sí que se notan paralelos entre algunas: a) el regalo de ella a él aparece en la I -T'ho regalo ara (24)-, en la 3 -no és un regal per a mi! És per a ell (43)- y en la última, la 9 -I el regal? (75)-; b) la caja que puede contener ese regalo -Aquesta capsa pot contenir moltes coses (24)- o no -12 obre la capsa [...] hi ha una pistola  (58)-; c) la confidencia a modo de catarsis: -Explica'm alguna cosa que no li hagis explicat mai a ningú (26=50); -Hi ha una cosa que mai no t'he dit, i que necessito expressar (37);
  3. Hay otros paralelos en lo que se refiere al modo en que acaban ciertas escenas: dando idea de un final armónico ambos personajes van a dormir en la 3 -anem a dormir (49)- y en la 4 -Anem a dormir? (57)- aunque en este caso ella contesta que ya irá. Y esos finales armónicos contrastan con el suicidio del personaje masculino en la escena 5 tras sacar la pistola de la caja: Se la col·loca a dins de la boca. Dispara. Cau a terra, mort (58), O con el distanciamiento que alcanzan en la 6: No et conec (62; frase que según se verá enseguida, estaba ya en la escena 2).
  4. En cuanto a la relación entre los personajes es de todo tipo desde el punto en que el personaje masculino dice desconocer al femenino -No et conec (38)- hasta el de formar pareja -Quantes vegades hem recordat aquell primer dia amb tu? (35); M'estimes encara? (74)- pasando por la indefinición que se da entre los personajes de la escena 5. que no intercambian palabra.
  5. Hay un detalle que comenté al autor y le gustó: en la escena 2, a propósito de un niño que tira piedras su padre lo convence para que no lo haga porque les pedres tenien una família, i que no els agradava viure separades (41). De modo semejante, en la escena 3, se alude a monjes budistas del Tibet que construyen un mandala: Hi dediquen hores, dies, setmanes, treballen amb una meticulositat exemplar i amb un únic objectiu: que el diagrama sigui perfecte. I, tenint en compte que la matéria prima són diminuts grand d'arena... (44). Ambas imágenes son paralelas y remiten a un orden en el mundo mineral y se oponen a cierto desorden que en la obra impera en el ámbito humano.
  6. Tiene algún toque de humor como cuando él le pregunta a ella si la puede llamar puta mientras follan, a ella le parece bien y le va gustando hasta que, cuando él la llama PUTA DE MERDA FASTIGOSA (61) le pide que pare porque no le gusta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario