Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



sábado, 24 de enero de 2015

Fred Vargas, Les jeux de l'amour et de la mort

Vargas, Fred, Les jeux de l'amour et de la mort (Éditions du Masque, París: 2015)
Compramos esta novela tras haber leído, quizá en algún Babelia, que la autora que firma con el seudónimo de Fred Vargas estaba de moda en Francia y había recibido varios premios de novela negra. De hecho, si la compramos fue aprovechando un pedido a Amazon y nos decidimos por ésta porque es su primera novela. Y quizá sea por eso, porque es la primera, la vemos floja por la razón que luego diremos. Pero ya avanzamos que no entendemos el título: en efecto, no vemos que el amor actúe como tema ni siquiera lateral en la obra; de ahí seguimos que la autora quizá ha querido jugar, aunque gratuitamente, con la paronomasia que se da en francés entre esas dos palabras l'amour / la mort y sobre la que ya en su momento trató Denis de Rougemont en su clásico L'Amour et l'Occident. También puede ser que intente imitar los juegos de palabras en los títulos de una colección clásica de novela negra francesa, Le Poulpe: J'aurai ta Pau, Un travelo nommé désir...
Yendo ya en concreto a la obra diremos poca cosa:
  • La trama está concebida al modo clásico: asesinato, duda sobre si la víctima era el objetivo real del asesino, acoso de la policía al culpable aparente, investigación paralela por parte del entorno de éste, pistas falsas diseminadas por el culpable real... Y así, hasta el descubrimiento del verdadero culpable por un indicio mínimo. Más aún: ya prácticamente concluida la acción, se da todavía una vuelta de tuerca acerca de los verdaderos motivos del asesino que casi llegan a justificarlo.
  • Lo peor de la novela, y que muestra poco dominio de los recursos narrativos, es la explicación final. Es decir, que el lector se entera de los detalles -causas del asesinato y modo de llevarlo a cabo, por ejemplo- porque el que había sido el culpable aparente los lee en la prensa y, así, se nos transcriben por extenso páginas de periódicos (215-222).

No hay comentarios:

Publicar un comentario