Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



lunes, 6 de abril de 2015

Lunática

Llevábamos tiempo saliendo. O éramos novios, no sé. Bueno, quizá habíamos entrado ya en la rutina de los sábados a cenar y luego al asunto, y los domingos por la tarde al cine. El caso es que, como yo me aburría, se lo planteé en la cafetería al salir del cine:
-Eres una insatisfecha –me dijo -.
-Démonos un tiempo –le respondí a lo tópico-.
-El tiempo que quieras.
Me levanté dispuesta a marcharme, me dirigí hacia la puerta y, antes de salir a la calle, giré la cabeza para mirarle quizá por última vez. Le sorprendí con la vista fija en mi culo. Sonreí, volví atrás y le pedí perdón:
-No me tengas en cuenta estas pequeñas tonterías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario