Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



domingo, 24 de mayo de 2015

Konstantino Kavafis, II: Desde las nueve

DESDE LAS NUEVE
Doce y media. Rápidamente el tiempo ha pasado
desde las nueve cuando encendí mi lámpara
y me senté aquí. Estoy sentado sin leer
ni hablar. A quién podría hablar
en la 
casa vacía.                                                                  5

La 
imagen de mi cuerpo joven,
cuando encendí mi lámpara a las nueve,
vino a mi encuentro despertando un perfume
de cámaras cerradas,
y pasado placer -¡qué audaz placer!                                  10
También trajo a mis
 ojos,
calles ahora no reconocibles,
lugares de otro tiempo donde la vida ardió,
y teatros y cafés que 
una vez fueron.

La imagen de mi cuerpo joven                                            15
volvió y me trajo también memorias
 tristes:
las penas familiares, los adioses,
los sentimientos de los míos, los sentimientos
apenas atendidos de los muertos.

Doce y media. Cómo pasan las horas.                                20
Doce y media. Cómo pasan los años.


COMENTARIO:
Tema: el paso del tiempo (explícitamente presentado en los vv. 1 y 20-21, esto es, abriendo y cerrando el poema). Estrictamente, el rápido paso de esas 3 horas y media sirve de ejemplo al rápido paso del tiempo desde la juventud hasta la vejez. Es tema de larga tradición filosófica y poética: es el todo fluye de Heráclito; el punctum est quod vivimus de Séneca; nuestras vidas son los ríos... de Manrique; ayer se fue, mañana no ha llegado / hoy se está yendo sin parar un punto de Quevedo; el hombre como Sein zum Tode de Heidegger...

Estructura:
Vv. 1-5: Presentación del paso del tiempo desde las 9 hasta las 12:30. Soledad, inacción, silencio.
Vv. 6-14: Recuerdo de la juventud asociada a las 9 con predominio de lo positivo y concreto: perfume, placer, vida ardiendo, teatros y cafés...
Vv. 15-19: A partir de la repetición del mismo verso (la imagen de mi cuerpo joven [6=15]) se invierte la situación anterior y ahora predomina lo negativo y abstracto: memorias tristes, penas, adioses, muertos.
Vv. 20-21: Conclusión volviendo al verso inicial (Doce y media [1=20=21]). El paralelismo Cómo pasan las horas / Cómo pasan los años da cuenta de la idea central: la mera anécdota, el paso de esas horas, ha dado paso a la reflexión sobre el paso del tiempo. Ese generalizar a partir de la anécdota es recurso abundante en Kavafis: lo mismo ocurría en el poema 'Troyanos' donde la mirada de Príamo y Hécuba desde la muralla pasaba de su hijo Héctor a nosotros, que éramos derrotados por el destino; o en el anteriormente comentado 'Ítaca', donde el viaje de Ulises era excusa para el carpe diem.

Imágenes:
Gira todo a partir de la luz, de esa lámpara encendida (2=7) que primero genera asociaciones en positivo (perfume, placer), luego amplía el círculo desde las cámaras cerradas (9) hasta las calles (12), teatros y cafés (14) y culmina en fuego: la vida ardió (13).

No hay comentarios:

Publicar un comentario