Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



sábado, 12 de julio de 2014

Epigramas de Marcial, II

 Continuamos aquí con la labor de traducción que empezamos en esta entrada. Y nos auxiliamos, además, con la siguiente edición en castellano: Marcial, Epigramas, I (Gredos, Madrid: 1997)

I,47
Nuper erat medicus, nunc est vispillo Diaulus
Quod vispillo facit, fecerat et medicus.

I,47
Hace poco era médico; ahora, Diaulo es enterrador:
lo que hace como enterrador lo había hecho como médico.

I,49
Vir Celtiberis non tacende gentibus
Nostraeque laus Hispaniae,
Videbis altam, Liciniane, Bilbilin,
Equis et armis nobilem,
Senemque Caium nivibus, et fractis sacrum
Vadaveronem montibus,
Et delicati dulce Boterdi nemus,
Pomona quod felix amat.
Tepidi natabis lene Congedi vadum
Mollesque Nympharum lacus,
Quibus remissum corpus adstringes brevi
Salone, qui ferrum gelat.
Praestabit illic ipsa figendas prope
Voberca prandenti feras.
Aestus serenos aureo franges Tago
Obscurus umbris arborum;
Avidam rigens Derceita placabit sitim
Et Nutha, quae vincit nives.
At cum December canus et bruma impotens
Aquilone rauco mugiet,
Aprica repetes Tarraconis litora
Tuamque Laletaniam.
Ibi inligatas mollibus dammas plagis
Mactabis et vernas apros
Leporemque forti callidum rumpes equo,
Cervos relinques vilico.
Vicina in ipsum silva descendet focum
Infante cinctum sordido.
Vocabitur venator et veniet tibi
Conviva clamatus prope.
Lunata nusquam pellis et nusquam toga
Olidaeque vestes murice;
Procul horridus Liburnus et querulus cliens,
Imperia viduarum procul;
Non rumpet altum pallidus somnum reus,
Sed mane totum dormies.
Mereatur alus grande et insanum sophos:
Miserere tu felicium
Veroque fruere non superbus gaudio,
Dum Sura laudatur tuus.
Non inpudenter vita quod relicum est petit,
Cum fama quod satis est habet.

I,49
Varón que no ha de ser silenciado entre las gentes celtíberas
y gloria de nuestra Hispania,
verás, Liciniano, la alta Bílbilis, 
noble en caballos y en armas,
y el viejo Moncayo con sus nieves, y las rocas cortadas
del sagrado Vadaverón,
  y el dulce bosque del delicado Boterdo
a quien ama la feliz Pomona.
Nadarás en los suaves remansos del tibio Congedo
y en los tranquilos lagos de las ninfas;
y relajado ahí el cuerpo, lo pondrás en tensión en el poco profundo
Jalón, capaz de congelar el hierro.
Allí, la misma Bubierca proveerá para la comida
fieras cazadas no lejos.
Soportarás los calores sin nubes en el Tajo dorado (1)
escondido entre las sombras de los árboles
La helada Dercena aplacará tu ávida sed
y también Nuta, tan fría que vence a las nieves.
Y cuando el blanquecino diciembre y la bruma impotente
rujan con el ronco aquilón,
volverás a la soleada costa de Tarragona
y a tu Layetania.
Allí cazarás gacelas amarradas en suaves lazos
y jabalíes nacidos en tus tierras,
atraparás la astuta liebre con tu robusto caballo
y dejarás los ciervos para el administrador de tu finca.
El bosque vecino bajará la leña
hasta tu mismo hogar rodeado de niños rústicos.
El cazador será convocado y vendrá a ti 
reclamado como comensal a tu lado.
Ni calzado senatorial adornado de medias lunas ni toga
ni vestiduras perfumadas de múrice.
Lejos el hórrido Liburno y el cliente siempre quejumbroso,
lejos las exigencias de las viudas.
No romperá tu sueño profundo ningún reo escuálido
antes bien dormirás toda la mañana (2).
(1.- No se entiende bien por qué, si hasta ahora la toponimia se correspondía al valle del Jalón entre las actuales Calatayud y Alhama, ha pasado al Tajo.)
(2.- Idea que, dentro del tópico del menosprecio de corte y alabanza de aldea, pasa desde el Époco II de Horacio hasta el no rompido sueño de la Oda a la vida retirada de fray Luis).

I,55
Vota tui breviter si vis cognoscere Marci,
Clarum militiae, Fronto, togaeque decus,
Hoc petit, esse sui nec magni ruris arator,
Sordidaque in parvis otia rebus amat.
Quisquam picta colit Spartani frigora saxi
Et matutinum portat ineptus Have,
Cui licet exuviis nemoris rurisque beato 
Ante focum plenas explicuisse plagas
Et piscem tremula salientem ducere saeta
Flavaque de rubro promere mella cado?
Pinguis inaequales onerat cui vilica mensas
Et sua non emptus praeparat ova cinis?
Non amet hanc vitam quisquis me non amat, opto,
Vivat et urbanis albus in officiis.

I,55
Si quieres conocer resumidamente los deseos de tu amigo Marco,
oh Frontón, brillo del ejército y gloria de la toga,
esto es lo que pide: ser labrador de un campo propio no muy extenso;
y gusta de ocios insignificantes en cosas pequeñas.
¿Se preocupa de las frías pinturas de los mármoles espartanos
y lleva como un necio el saludo matutino
alguien a quien , premiado con el botín del bosque y del campo, puede
desplegar ante el hogar las redes llenas
y traer peces aún saltando en la temblorosa caña
y sacar miel dorada de una jarra roja?
¿o aquel a quien un ama rolliza le llena las mesas desproporcionadamente
y le prepara con cenizas no compradas huevos también suyos?
Disguste esta vida aquel a quien yo mismo disgusto, así lo deseo,
y viva pálido en medio de las conveniencias urbanas.


I,57
Qualem, Flacce, velim quaeris nolimve puellam?  
Nolo nimis facilem difficilemque nimis.
Illud quod medium est atque inter utrumque probamus:
Nec volo quod cruciat, nec volo quod satiat.

I,57
¿Qué muchacha, Flaco, preguntas si quiero o no?
No quiero ni la demasiado fácil ni la demasiado difícil.
Lo que está en el punto medio y entre uno y otro extremo damos por bueno:
ni quiero lo atormenta ni quiero lo que sacia (1).
(1.- No se entiende la razón por la cual M. Dolç traduce 3-4 como Em plau la que equidista d'ambdós extrems. / No vull la que tortura ni vull la que atipa. En su interpretación, el poema parece decir "Me gustan las mujeres normales y corrientes" mientras que en el texto el autor ha pasado de hablar de mujeres [puellam] a la generalización con cuatro neutros, illud y 3 quod. La interpretación giraría, más bien, alrededor de la aurea mediocritas horaciana. En la misma dirección que nosotros traduce la edición de Gredos: Apruebo lo que está en medio y queda entre los extremos / ni quiero lo que hace sufrir ni quiero lo que empalaga).



I,64
Bella es, novimus, et puella, verum est,
Et dives, quis enim potest negare?
Sed cum te nimium, Fabulla, laudas,
nec dives neque bella nec puella es.

I,64
Eres hermosa, lo sabemos, y joven, es cierto,
Y rica, ¿quién puede negarlo?
Pero cuando te alabas demasiado, Fábula,
No eres ni rica, ni hermosa, ni joven.


No hay comentarios:

Publicar un comentario