Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



martes, 13 de mayo de 2014

Tomeu Truyol, Llibre de amorg

Truyol, Tomeu, Llibre de amorg (Arrela, Maó: 2014)
Estamos ante un libro de poemas que leemos por el mero hecho de pertenecer a un autor insular, de Ferreries si no entiendo mal, y que salió este pasado mes de abril. Bien en general a medida que avanza. Con sus peros.
El pero más importante, sin embargo, para el prólogo a cargo de Guillem Alfocea. Si amor y desamor son temas centrales del poemario dice que éstos se tratan d'una manera directa i planera i desinhibida i terrenal, oposada al grans tòpics poètics i als referents ensucrats dels poemaris d'amor clàssics... (7). Vamos a decir que a estas alturas nadie se puede salir de la tópica poética que pasa por Petrarca o por los trovadores o por Catulo... Véanse dos versos del primer poema, 'Eròtica': Jo cec d'amor / ... / Frisós envit amb gest de foc: ¿acaso ceguera y fuego no suenan a tópica poética? Y en 'Hàbit': amb la dolça follia del foc, / fatigosos adéus de glaç: los contrastes entre fuego y hielo, ¿no están en los versos más conocidos del Arcipreste de Hita?, ¿no es Petrarca quien juega con nieve ardiente, fuego helado y similares? O el mismo juego de palabras con el amorg del título, ¿no recuerda al Dúo Dinámico cantando amor amargo tú me das? Ya no digamos cuando el prologuista acusa prácticamente a los clásicos de no haber llepat mai un mugró o resseguit un entrecuix o xisclat un orgasme: casi supone desconocer toda la vena erótica que viniendo del fondo de los tiempos, pasa por los priapeos latinos o por la lírica erótica de un siglo tan poco poético como el XVIII con Moratín incluido que, por cierto, llevaba un diario donde anotaba sus impresiones cada vez que iba de putas.
Dicho esto en detrimento del prologuista, no del autor, pasamos a apreciar algunos de los poemas:

  • 'Eròtica': Contiene conseguidas imágenes: Els mugrons en cim extàtic mucho mejor que penis de foc, de nuevo tópico. Logrado desequilibrio entre forma y fondo, significante y significado, cuando se describen dos cuerpos en sexo oral con pells eixelebrades: y lo que he querido decir es que la urgencia de la acción que se describe nunca me hubiera llevado a un adjetivo tan complejo. Bien también, para mi gusto, la elección de l'entrecuix de pèls hirsuts porque podría haberse tratado de un coño rasurado y, entonces, soso. Y muy bien la culminación del poema: lo que era instante erótico y puro nervio en la primera estrofa (M'embriac... Frisós envit... nyam en joc) parece relajarse y generalizarse en la última que, de modo significativo, culmina en eternament.
  • 'Com tendres ànimes en pèl': El mismo efecto se consigue en este poema cuando, tras un desnudarse con toda la premura, los amantes van más allá, se arrancan els cors, els pulmons, els cervells, els ronyons... y parecen así trascender la anécdota sexual para quedarse com tendres ànimes en pèl
  • 'Naufràgil': dejando de lado la oportunidad del término, el poema parece generado a partir de la paronomasia naufràgil / nafrat. Quiero decir que la palabra naufràgil sugiere el nafrat que abre la primera y última estrofas y genera toda la red de significados asociados. La idea última será la fragilidad del náufrago en tierra: memòria silenciosa, l'adéu, rastres perduts, estèril record, enyor... Son hermosas las imágenes salinas: el náufrago leyendo con sus dits nafrats.../ l'adust contorn dels cocons buits; crostims aspres de sal; mots fets de salobre...
  • 'En una habitació qualsevol': encontramos alguna imagen parecida a la del poema anterior como un enyor entre els meus dits. Y alguna otra imagen lograda como Tenc a les mans líquids records o en jo amarat aquest no-res, que quizá muestran cómo el autor se mueve mejor en el terreno puramente amoroso que en el erótico.
  • 'Nocturn': lo que en 'Naufràgil' era universo marino se vuelve aquí telúrico. Ahí la cama como planúria blanca; tras ello, carn petrificada... erosionant-se, xaragalls per on corre l'absència, el meu cos mineral, temps geològicament vulgar... Para acabar en ausencia: Cap accident orogràfic m'acompanya, cap terratrèmol que desperti la carn. Cap orogènia d'amor rejovenint-me. Y si hiciéramos una lectura más detenida y comparando poemas empezaríamos a observar otros aspectos: cómo éste complementa 'Naufràgil' en el sentido de expresar la ausencia amorosa en un sentido que busca lo cósmico: mar, tierra...; cómo algún otro verso anterior como Els mugrons en cim extàtic (Eròtica) ya está anunciando éste poema al sugerir a la mujer como criatura telúrica; cómo manos y dedos, como en los dos poemas anteriores, se van convirtiendo en motivo recurrente: entre els dits hi ha xaragalls. Quizá se trata ahora de la imposibilidad de aprehender al ser amado, muy lejos de una de las imágenes iniciales con afalacs entre les mans ('Eròtica').
  • 'La memòria de les taques', 'Pansiment', 'Natura morta', 'Com sempre' forman un pequeño ciclo pajillero que adquiere sentido en relación con los anteriores poemas: tras amor y eros, ausencia y desamor; después, soledad. Otra cosa es lo afortunado de la expresión: el llençol... enlairant-se; la llet fermentada / en el gland arrugat; l'extremunció d'una hemorràgia blanca... Quizá el más logrado de estos poemas sea 'La memòria de les taques' al presentarse todo a partir de un sueño con la amada; en la expresión les teves mans... s'han confós amb les meves se da la clave: lo sepa o no el autor, confondre no es sólo 'confundir' sino también 'fundir con': son así las manos de ella fundidas en las de él las que provocan el placer.
  • 'D'amants i marors': de nuevo juego paronomásico: mars, amors, amants, marors yendo a desembocar otra vez al naufragio.
  • En el resto del poemario se puede detectar algún otro destello: ara em sé deshabitat en aquesta solitud ('Lisboa'); la comparación exótica del amor que se va con la entropía ('Estimada distància') o con la segunda ley de la termodinámica ('Adéu'), que no sé si es la de los dos cuerpos a diferente temperatura...
Y ya fuera del texto propiamente poético: me empiezo a cansar de esas tonterías que empiezan a abundar en la última página de los libros. Ya es el tercero este año que pretende justificarme respetos al medio ambiente con certificados ecológicos o qué se yo. No pienso volver a comprar un libro con tales topicazos. Con lo fácil que es un Acabose de imprimir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario