Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



miércoles, 23 de abril de 2014

Sinn Sage y Aiden Ashley: quiquis y quiquis

Por fin he encontrado un par de fotos decentes de mi admirada Sinn Sage. Esta primera nos la envió la criaturita a todos sus seguidores en twitter el día 14 de marzo. Y digo que es decente por múltiples razones: 1ª) Porque no contiene ninguna de las cochinadas a que nos tiene acostumbrados. 2º) Porque está ella solita y no con otra mujer haciendo sus tortillitas o esos masoquismos que tanto le gustan: así su cuerpo no queda solapado por el de la otra y podemos dedicarle toda nuestra atención: piernas correctas, vientre liso, pechos de tamaño satisfactorio... y el pelo tal cual sin haberse preocupado por arreglárselo. 3º) Porque -y eso es el detalle que más me convence- cuando quiere es de las clásicas y ahí la tienes con su quiqui sin afeitar como Dios manda. Lo de menos es la pose: ¿puede caminar, como parece estar haciendo, con las bragas tal como las lleva? Tampoco importa el entorno pero, la verdad, la foto ganaría sin el florero.

Una segunda foto que -nótese la flor de la izquierda- parece tomada instantes antes de la anterior y aún con sostenes o con ellos a medio quitar como las bragas en la foto anterior. Bastante completa y limpia también la foto. Lo bonito es la mirada. ¿Qué es lo que mira exactamente?: ¿se acaba de descubrir el quiqui?; ¿se sorprende de llevarlo sin afeitar?; ¿se lo está mirando y pensando en afeitárselo para decepción mía? Un buen detalle comparando ambas fotos es la firmeza de los pechos. Aquí parece como si la función de los sostenes a medio caer fuera ésa, la de sostener; y mantener los pezones en alto. Pero si se mira la foto anterior se ve cómo pechos y pezones están firmes también libres de sostenes.

Y mi Aiden Ashley no puede faltar cuando se habla seriamente de mujeres. Para mí sigue siendo la primera a pesar de la foto de la izquierda, que también envió a sus seguidores en twitter a principios de marzo. Bien, el cuerpo bonito al que nos tiene acostumbrados, esa piel tan blanca, el afeitado que siempre le hemos tolerado por ser quien es... pero, ¿no tiene un quiqui si no raro, rarísimo? Si no fuera por cuestiones de fidelidad diría que prefiero el quiqui de Sinn Sage a éste que se le ve aquí a Aiden Ashley, que parece tener inserto en medio algo de estructura minifaliforme. No sé, quizá lo compense el sabor pero a primera vista... La mirada, eso sí, de emperatriz: mirando hacia abajo como desde un trono y empequeñeciendo a quienes la contemplemos.

1 comentario: