Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



sábado, 19 de abril de 2014

Gabriel García Márquez

Hace cuatro días dediqué una necrológica a Junior y eso casi me obliga a hacérsela a García Márquez máxime cuando me ha pillado en pleno proceso de relectura de El coronel no tiene quien le escriba. Pero, la verdad, no me apetece siquiera sacar aquí una foto para vacilar de que tengo la primera edición de Cien años de soledad en la editorial Sudamericana, edición conocida por tener una E invertida.
Y no me apetece porque no me caía simpático. La causa, el traje que llevó a la ceremonia de los Nobel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario