Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



sábado, 2 de noviembre de 2013

2 de noviembre

¿Qué día es hoy?: 2 de noviembre.
¿Qué día fue ayer?: 1 de noviembre.
Hasta aquí, incluso un niño de la E.S.O. lo sabe. Y si no sabe qué día es hoy, al menos sabe que un calendario se lo dirá.
Ahora, un par de preguntas ya para intelectuales:
¿Qué festividad se celebró ayer?: el día de Todos los Santos.
¿Qué se celebra hoy?: el día de los Fieles Difuntos.
Ahora otra pregunta para quienes gozan de sentido común: ¿es lo mismo un santo que un difunto?
Por fin, una pregunta a modo de conclusión: ¿qué día hay que ir al cementerio diga lo que diga la tele?
Y no hago más que repetir lo mismo que, por estas fechas, dije en este blog el año pasado donde, además, hablaba de Jalogüín. Este año no voy a hablar de eso porque queda en el recuerdo la desgracia del Madrid Arena: la culpable, como siempre, la sufrida Ana Botella mientras algunos quedarían pensando que, si quienes fueron a esa fiesta de Jalogüín se hubieran quedado en casa comiendo castañas y m/boniatos, ahora ya no estarían entre esos difuntos que se celebran hoy.
Por fin: una cita, que es como una joya, para explicar la relación entre Todos los Santos y los Fieles Difuntos. La frase es nada menos que de fray Justo Pérez de Urbel O.S.B. extraída del volumen IV p. 215 del Año Cristiano (Fax, Madrid: 1940, con dos Nihil obstat y un Imprimi potest nada menos que del abad de Silos):
El día escogido (para los Fieles Difuntos) fué este que sigue a la festividad de Todos los Santos, para de este modo ofrecer el homenaje de nuestro recuerdo a esas dos muchedumbres de hermanos nuestros que se llaman la Iglesia Triunfante y la Iglesia Purgante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario