Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



viernes, 25 de octubre de 2013

Sinn Sage (II)

Volvamos a mi último descubrimiento en el terreno del porno lésbico, Sinn Sage, a quien ya dediqué una entrada el mes pasado. De momento, la foto con la que se presenta en Twitter; así, a lo terrorista intergaláctico, y no sé por qué sospecho que esas niñas que van de superhembras agresivas son, a la hora de la verdad, la encarnación de la dulzura.
Por cierto, también en Twitter exhibe su reverso: bien formado, apetitoso, diciéndo "muérderme mientras decides cuál de mis espacios eliges para darme placer". Y quién fuera mujer para ello, quién pudiera, como Tiresias, el adivino de Tebas, -y que se me perdone la alusión culta tan fuera de lugar- cambiar de sexo y poder gozar todos los recovecos de ese cuerpo de maravilla y ponerlo en tensión hasta el estallido. Pero ahí queda como fruto prohibido.
Véase ahora miradita tierna mientras nos quedamos dudando si mirarla a los ojos o a los pezones y nos preguntamos si es para nosotros que no se ha sabido ajustar el biquini.

¿Y en movimiento? Pues algún vídeo he encontrado de ella. Uno actuando con mi apreciada Aiden Ashley, de quien creo que prometí no volver a tratar pero, claro...:


 Y son varios los aspectos dignos de comentario:
  • La cara de sufrimiento de Sinn Sage en los momentos previos al  orgasmo que, en el minuto 14, le provoca Aiden Ashley.
  • La flexibilidad de Aiden Ashley en la abertura de piernas a partir del minuto 16 y su variedad de expresiones faciales cuando Sinn Sage le devuelve el juego de lengua combinado con la penetración del dedo. Tales expresiones no las encontrábamos en el vídeo de Aiden Ashley con Andy San Dimas aunque, igual que en esa ocasión, la primera se pone cariñosa tras el orgasmo y busca los besos de su compañera.
  • Por fin, lo que verdaderamente le va a Sinn Sage, cabalgar frotando bulto contra bulto. Véase a partir del minuto 19 cómo lleva a Aiden Ashley: cómo la sitúa de nuevo con las piernas completamente separadas, cómo le cambia luego la postura para pillarla en tijera y cómo Sinn Sage empieza a revolucionarse y arrastrar a Aiden Ashley, que no parecía muy convencida. Sin embargo, queda tan satisfecha que lo agradece situando a Sinn Sage de espaldas y llevándola de nuevo a la gloria con un juego de lengua que parece comenzar en zona heterodoxa
Y como considero que la niña lo merece, me reservo material para volverla a sacar el mes que viene.


No hay comentarios:

Publicar un comentario