Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



martes, 29 de octubre de 2013

James Joyce, Dublineses

Joyce, James, Dublineses (Alianza, Madrid: 1990)
Leemos este libro con motivo del encuentro mensual que, bajo el título Temps de lectura, se celebró el pasado 25 de octubre en el Ateneo de Mahón y que tuvo este texto como tema.
Dublineses es un conjunto de relatos cortos que, en cierto modo, podrían considerarse excursos, aproximaciones, ensayos preparatorios del Ulises en tanto contienen retazos de la vida cotidiana en Dublín. Incluso aparecen personajes comunes a ambas obras como los Paddy Leonard o Flyn, del cap. 15 del Ulises, que ya habían aparecido en el relato "Duplicado" de Dublineses; o, en el mismo capítulo del Ulises, los Cunningham, M'Coy, Kernan y Power del relato "A mayor gracia de Dios". También hay personajes que pasan de un relato a otro si el Farrington del mismo "Duplicados" que responde ingeniosamente a su jefe (p. 87) es el Joe de "Polvo y ceniza" que se reía tanto con la respuesta que le dio al gerente (98). En realidad ese recurso había sido utilizado por grandes narradores del XIX como Balzac o Galdós.

Los temas de los diferentes relatos, resumidos, son: "Las hermanas": el niño que asiste con su tía a un velatorio. "Un encuentro": los niños que hacen novillos y hablan con un desconocido. "Arabia": el muchacho que va a la feria y la encuentra vacía."Evelyne": la muchacha sentada en la ventana (34, 37) que, a pesar de la violencia familiar, acaba por renunciar al novio que le había propuesto fugarse porque tiene a su cargo la familia. "Después de la carrera": varios jóvenes que salen de juerga. "Dos galanes": dos jóvenes pendientes de sus conquistas. "La casa de huéspedes": el huésped que deja embarazada a la hija de la dueña de la pensión. "Una nubecilla": Chico Chandler que acude a ver a Gallaher, quien ha conseguido un cierto triunfo con un puesto en la prensa londinense. "Duplicados": el empleado que discute con el jefe. "Polvo y ceniza": la celebración familiar de la víspera de Todos los Santos. "Un triste caso": el romance frustrado entre dos adultos y la muerte de ella. "Efemérides en el comité": las elecciones municipales. "Una madre": las preocupaciones de una madre por la actuación de su hija en un concierto. "A mayor gracia de Dios": los amigos llevan a Mr. Kernan borracho a casa, discuten de religión y acaban todos en una iglesia jesuita. "Los muertos": una velada organizada por dos hermanas, quizá reflejo del primer relato, en la que van llegando diferentes invitados al baile; según diferentes opiniones vertidas en la antedicha sesión del Ateneo, a muchos les pareció el mejor de los relatos aunque quizá yo le leí demasiado rápido.


Vistos todos los relatos en conjunto, se aprecia un cierto orden en su disposición: Primero la infancia ("Las hermanas", "Un encuentro", "Arabia"). Luego la juventud ("Evelyne", "Después de la carrera", "Dos galanes", "La casa de huéspedes"). Más tarde la madurez con el mundo del trabajo ("Duplicados", "Polvo y ceniza" en cierto modo, "Efemérides en el comité") o las relaciones interpersonales ("Un triste caso"). Y, por fin, el relato "Los muertos".
Por fin vamos a dar una visión general del  conjunto de relatos a partir de los elementos que tienen en común:
  • El catolicismo, de tanto peso en la sociedad irlandesa, y, sobre todo, el clero: El velatorio del padre Flynn ("Las hermanas"). El colegio católico con el padre Butler y el niño Joe Dillon, cuyos padres asisten a misa diariamente, con vocación de sacerdote ("Un encuentro"). La escuela de los Hermanos Cristianos ("Arabia"). El hijo de padre rico educado en un colegio católico de Inglaterra ("Después de la carrera"). La foto del cura cuya identidad ignora la protagonista ("Evelyne"). El cura que asiente para la separación de Mr. y Mrs. Rooney o el sacerdote a quien se confiesa el joven que deja embarazada a la hija de éstos y que, además de cumplir con sus obligaciones religiosas, trabaja en la oficina de un importador de vinos católico ("La casa de huéspedes"). El gesto católico de Gallaher ("Una nubecilla"). La mujer del empleado que está en la iglesia cuando éste llega a casa ("Duplicados"). La celebración de la víspera de Todos los Santos y la mala opinión que de los protestantes tiene María que, de otra parte, guarda el precepto dominical ("Polvo y ceniza"). Del Mr. Duffy de "Un triste caso" se dice explícitamente que no tiene religión, ni credo (103). Mr. O'Connor envía a su hijo a los Hermanos Cristianos ("Efemérides en el comité") y, en el mismo relato, se concede especial peso a los sacerdotes en las elecciones municipales. Mrs. Kearney se educa en uno de los mejores conventos y busca una educación semejante para su hija mayor; su marido comulga cada viernes y toda la familia asiste a las reuniones dominicales pro-catedral; el periodista que debe cubrir un concierto prefiere acudir a la conferencia de un sacerdote ("Una madre"). El título del relato "A mayor gracia de Dios", de resonancias jesuíticas y en el que Mr. Kernan, de origen protestante, se convierte al catolicismo al casarse; su mujer cree que el Sagrado Corazón es la más útil de todas las devociones católicas del mismo modo que Mr. Cunningham entiende que el catolicismo es la verdadera fe de nuestros antepasados y discute con sus amigos sobre los jesuitas; al final, acaban todos en una iglesia jesuita. La discusión sobre el Papa o sobre unos monjes que parecen cartujos ("Los muertos").
  • El alcohol: La garrafa de jerez presente en el velatorio ("Las hermanas"). El padre de "Evelyne", que, por la noche siempre regresaba algo destemplado. El vino bohemio que beben los jóvenes juerguistas ("Después de la carrera"). La botella de cerveza de gengibre que bebe uno de los "Dos galanes". El marido bebedor de Mrs. Rooney, la dueña de "La casa de huéspedes". Gallaher, el triunfador, había bebido sin freno y, al encontrarse con su amigo Chandler, no paran de beber whisky de malta ("Una nubecilla"). El empleado que se escapa de la oficina para ir al pub a beber cerveza está esperando acabar la jornada para volver al pub con los amigos y vuelve y beben whisky y grogs ("Duplicados"). El temor de María por si Joe llega borracho a la celebración de la víspera de Todos los Santos ("Polvo y ceniza"). La botella grande de láguer que toma cada día para almorzar o los ponches que luego bebe en el pub Mr. Duffy cuya amante cae en el alcoholismo ("Un triste caso"). El hijo de Mr. O'Connor que, a pesar de su educación cristiana, está hecho un borracho y el mismo Mr. O'Connor que pide de beber y bebe con sus compañeros ("Efemérides en el comité"). Las botellas que se descorchan durante el concierto ("Una madre"). Mr. Kernan, el hombre que cae borracho en el pub y al que dan brandy para que se recupere; su mujer justifica su alcoholismo a causa del clima; Mr. Cunningham, que lo ha acompañado a casa, está casado, a su vez, con una borracha perdida; y los amigos que acuden a ver a Mr. Kernan mientras se recupera beben un whisky tras otro ("A mayor gracia de Dios"). El temor por si Freddy Malins aparece borracho (semejante al expresado en "Polvo y ceniza"); los hombres bebiendo whisky y cerveza mientras las mujeres beben ponche ("Los muertos").
  • El mundo de la infancia: el niño que asiste a un velatorio ("Las hermanas"); los niños que hacen novillos para jugar en la calle ("Un encuentro"); el niño, adolescente enamorado que va a la feria ("Arabia"); los niños jugando en la calle ("Evelyne"); el niño maltratado por el padre que regresa borracho ("Duplicados") o aporreado por Mr. O'Connor ("Efemérides en el comité").
  • La presencia de los muertos: la muerte y el velatorio del padre Flynn ("Las hermanas"); el cura muerto que había sido inquilino en la casa del protagonista ("Arabia"); la madre muerta ("Evelyne")
  • Los libros: los que cita el paseante que encuentran los niños haciendo novillos ("Un encuentro"); los que deja el cura muerto ("Arabia"); los de poesía que tiene Chico Chandler quien, además, quiere ser poeta y lee poemas de lord Byron ("Una nubecilla"); las obras completas de Woodsworth, y Así hablaba Zaratrustra y La gaya ciencia de Nietzsche que posee Mr. Duffy en "Un triste caso".

No hay comentarios:

Publicar un comentario