Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



lunes, 23 de septiembre de 2013

Novedades en el blog

Menorca: monte Toro
Varias son las novedades que he introducido en mi blog y que han repercutido, sobre todo, en la portada:
La primera de ellas ha sido consecuencia de esas cosas de las que uno se entera por tuiter. Veo así unas niñas argentinas que no tienen otra ocurrencia que proponer desafíos tales como leer Rayuela con motivo del cincuentenario de su publicación y pienso en lo de siempre, que la literatura se mantiene a base de aniversarios y necrofilias. Igualito que la chorrada local de leer Albert Camus porque también es el cincuentenario de su muerte y resulta que su abuela era menorquina; y no importa si Camus ni siquiera sabía que Menorca era una isla a pesar de tenerla, como argelino, frente a los morros. Pero a lo que iba, que ya derivo y me pierdo, que las niñas argentinas se proponen el desafío de leer Rayuela antes de fin de año y voy y me apunto a pesar de haberlo ya leído.
Pero las niñas no se quedan ahí, que va, sino que, ya puestas, se proponen también leer veinte obras de veinte autores diferentes antes de fin de año. Y, ya para no quedarse cortas, sacan de por ahí un par de listas de más de 1000 obras -sólo narrativas- que pretenden leer a lo largo de su vida.
Claro, también yo, ya puesto, me sumo a los cuatro desafíos -Rayuela, 20 obras de 20 autores, y las dos listas de más de 1000 obras- y, para ello, instalo en la columna derecha cuatro iconos, algunos de los cuales remiten a la página argentina de donde proceden tales desafíos, y una barra debajo que marca mi progreso en el desafío. A la vez abro tres páginas, una por cada desafío quitando Rayuela, y sitúo los títulos en la zona superior del blog de modo que clicando encima se ven todas las obras que ya llevo leídas. Así, en total, mi blog, aparte de la Página principal tiene esas tres de desafíos aparte de la titulada Laura y Clara cuya historia estoy intentando colocar en Amazon puesto que he observado que ahora se publica allí cualquier cosa.
Otra novedad es la ubicación, en la columna izquierda superior, de un listado de los tres libros que voy teniendo en proceso de lectura para cumplir todos los desafíos; es una idea que he copiado de no recuerdo dónde.
Bueno, pues tanta novedad, y sobre todo, los iconos de los desafíos en la columna derecha, me han llevado a eliminar de esa misma columna alguno de los blogs de los que era asiduo:
  • los ya fallecidos: Arc-en-ciel, de miChati (y por eso el mío se llama Arco iris); Contad si son catorce, de Raúl, el ilicitano que se cansó de parir sonetos; Las 6 caras del cubo, de David, que se despidió diciendo que si no le leía nadie...
  • el blog de Flavia Company: lo quito como represalia a la novelista. Porque le mandé una buena y currada reseña de una novela suya y aún es hora de que me conteste. Quizá se molestaría porque le dije que prefería a la autora que a la novela; o porque le dije que, de tenerla delante no sabría si mirarla a los ojos o al escote... En fin...
Mantengo en cambio blogs ya muertos pero en los que yo he participado y mantengo también el moribundo alalzada del inefable Mamerí por si vuelve y puedo hartarme de reír. En lo último que le leí reñía a los griegos que iban en bici porque no tenían dinero para gasolina: decía que no tenían que ir en bici por eso sino por conciencia ecológica.
Y doy entrada a dos blogs:
  • Lunes Galbana... donde miUgarte se dedica a sus refranes.
  • Suspirar en violeta, de creación tendencia naïf con derivas hacia el pensamiento único: si no dices lo que se espera -cómo me gusta, qué sinceros son tus sentimientos y otros tópicos al uso- sale un gallito a ponerte verde. (De lo que le vi hacer al gallito ya hablaré).
Y ya que estoy en esto quiero decir que, para mí, el mejor blog, por sensibilidad y por lo cuidado que siempre ha estado, es Casa dorada para pájaros.
Ah, que me olvidaba: he encontrado una página muy divertida dedicada a la creación, tusrelatos: ahí, un montón de gente de entre los que los más honrados son -¡quién lo iba a decir!- niños de la ESO escribe sus cositas y luego se las puntúan entre ellos. Lo divertido es que hay un ranquin y por escalar posiciones juegan a lo de Eurovisión: yo te doy 5 puntos y tú me los devuelves; también se dan puñaladas entre ellos sin necesidad de que haya ningún foro. Ya se ve que es el paraíso de los trolls que pululan puntuando positivamente a sus yos reales y negativamente a los que les van por encima. Como que el otro día me encontré a Pelagio el bubokiano que acababa de entrar en la página con su nombre real: manda un relato, se lo puntúo con un 4 sobre 5 y luego le hago un comentario de tipo neutro; me voy a comer, vuelvo y había desaparecido el relato. Bueno, y para hacerse una idea del nivel pongo un enlace para que se vea lo último parido por el que va el número 1 del ranquin. En fin, que he colocado un icono de esa página para invitar a entrar y tengo uno de mis trolls femeninos, el más dotado para la lírica amorosa, que me pide a gritos salir de su letargo y meter baza para luego causar estragos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario