Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



domingo, 29 de septiembre de 2013

Marta y Ester, 111: Caricias con los pies.



El tren sigue atravesando el túnel mientras Ester y Marta siguen tumbadas. Llevan más de una hora sin pasar a mayores, sólo mirándose y diciéndose palabras de amor. Han estado dos días esperando para hacerlo sin limitaciones y ahora, conscientes de que ya no las tienen, parece como si quisieran esperar y disfrutarse en la espera.
Llevan cinco minutos calladas, mirándose a los ojos y acariciándose los pies con los pies. Marta rompe el silencio y dice:
-También es muy bonito lo que nos decimos sin hablar.
Ester se para a pensar y contesta:
-Sí, yo veo que me quieres sólo mirándote a los ojos.
-Y yo veo que me quieres aunque estemos las dos con los ojos cerrados.
-Tú también sabes decir cosas muy bonitas.
-Pues a ver si sabes de quién las aprendo.
La muñeca rubia ha estado un buen rato tumbada boca arriba y abrazando a la morena, que estaba encima. Ahora están las dos sentadas con las manos juntas y parecen mirar a Marta y Ester.
El tren sigue en el túnel y Ester y Marta continúan mirándose y acariciándose los pies con los pies.

viernes, 27 de septiembre de 2013

Otra buena actriz porno, Sinn Sage (I)

He aquí otra artista del porno lésbico. ¿A que esta niña no tiene cara de dedicarse a eso? Ni cara, ni tipo. Y además con gafas... Quizá tenga el nombre, Sinn Sage (Arcata [California], 1983), si lo leemos convenientemente entendiendo la primera palabra en inglés (sinn: pecado) y la segunda en francés (sage: sabio): Pecado sabio. Pero no creo que ella tenga  las suficientes luces para juego de palabra semejante. Ni falta que le hacen.
Y lo bien que peca; dice de ella la wiquipedia con su falta de ortografía y todo: siempre logra llevar al orgasmo a las actrices con las que interactua. Y aunque algunas veces he comentado el poco respeto que me merece la wiquipedia o el desprecio que siento por quienes sustentan sus afirmaciones con lo de "lo dice la wiquipedia", en esta ocasión me inclino por pensar que la wiquipedia dice la verdad. Sólo hay que ver las posturas que se inventa la niña cuando está encima. Y tiene su cuenta en twitter y todo; y hasta una página web en la que nos cuenta sus medidas (86-69-102) y preferencias, nos dice que es bidireccional y, además, exquisita con la lengua. No pienso estar más de diez horas sin fumar en un avión para ir a comprobarlo así que, como no venga ella a demostrármelo...
¿Y si la miramos ahora en esta otra foto de la derecha? Pues me sobran los zapatos, pero me gusta la blancura de los pechos en contraste con el resto del cuerpo. Como si no se preocupara, que no se preocupa, por dorarse los pechos al sol para así mantener la piel de un color uniforme. Quizá sabe que en los pechos lo que manda es el olor y el sabor, no el color.

Otra foto para que nadie piense que la niña se corta por llevar gafas. Por lo menos le sirven para observar al detalle cómo le chupan y saborean pechos y pezones.
Dicho sea de paso: me gustaría coger a alguna de estas hembras, pedirles que se ducharan con jabón neutro y que no se perfumaran, y después comprobar como huelen.
Y una última foto, debajo, en la que se ha puesto provocativa para jugar a vete tú a saber qué masoquismos y ya la están poniendo en órbita:

Y, a propósito de esta foto, ya contaré otro día que la niña es todo un poema cuando de poner caras de placer de trata.

lunes, 23 de septiembre de 2013

Novedades en el blog

Menorca: monte Toro
Varias son las novedades que he introducido en mi blog y que han repercutido, sobre todo, en la portada:
La primera de ellas ha sido consecuencia de esas cosas de las que uno se entera por tuiter. Veo así unas niñas argentinas que no tienen otra ocurrencia que proponer desafíos tales como leer Rayuela con motivo del cincuentenario de su publicación y pienso en lo de siempre, que la literatura se mantiene a base de aniversarios y necrofilias. Igualito que la chorrada local de leer Albert Camus porque también es el cincuentenario de su muerte y resulta que su abuela era menorquina; y no importa si Camus ni siquiera sabía que Menorca era una isla a pesar de tenerla, como argelino, frente a los morros. Pero a lo que iba, que ya derivo y me pierdo, que las niñas argentinas se proponen el desafío de leer Rayuela antes de fin de año y voy y me apunto a pesar de haberlo ya leído.

jueves, 19 de septiembre de 2013

Nada, Ma che freddo fa

Hubo un tiempo en que Eurovisión era un festival serio a pesar de admitir a Israel sin que se sepa por qué si, gracias a Dios y a Yavhé, no está en Europa. Eran los tiempos de Rafael, Salomé, Massiel, Julio Iglesias... Tiempos tan serios que no se permitió a Serrat presentarse cantando el La, la, la en catalán: ¿alguien se imagina el La, la, la en catalán? En gallego o vasco todavía, pero ¿en catalán...?
Bien, pues no sólo era popular y prestigioso ese festival sino otros como el de la canción del Mediterráneo. O el de san Remo en el contexto italiano, otro modelo de seriedad, tanto que aún se recuerda a Luigi Tenco y su suicidio en 1967 al no serle admitida en el concurso su canción Ciao, amore, ciao.
Y ahí vamos a parar, a la inolvidable canción Ma che freddo fa que Nada Malanima, esa cara angelical que vemos arriba y que debe de andar ya por los sesenta, interpretó en ese festival en 1969:



domingo, 15 de septiembre de 2013

Antonio Muñoz Molina y señora

El jueves 12 de septiembre próximo pasado, Antonio Muñoz Molina y señora, o sea Elvira Lindo, visitaron, con motivo de unos talleres que están impartiendo en la isla, Ciudadela de Menorca. Y nos obsequiaron con una charla al alimón en la Casa de Cultura.
Como suele ocurrir, al comienzo de la charla hubo algún problema con micrófonos y altavoces, y el público de la parte trasera de la sala, donde me encontraba yo, se puso con lo de "No se oye" o "no se sent". Hasta aquí, todo normal. Bueno, pues se arregla más o menos el problema y, al dirigirse al público, dice Antonio Muñoz Molina, académico y, según entendí luego, director del centro del Instituto Cervantes de Nueva York:
-¿Se me escucha?
Con eso ya lo he dicho todo.
En cuanto a la señora de Muñoz, es de las que va repartiendo etcéteras diga lo que diga sin tener en cuenta aquel criterio, para mí tan claro, de que si vas a colocar un etcétera antes has de haber presentado al menos dos términos de una enumeración.
Ah, y Muñoz Molina (Úbeda, 1956) es de mi quinta y yo no soy ni académico ni director del Instituto Cervantes de Nueva York.
Ah (bis), y para ir a esa charla tuve que renunciar a mi partida de dominó cotidiana.

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Antología del relato negro, I

Varios autores, Antología del relato negro, I (Ediciones Irreverentes, Madrid: 2009)
Autores noveles, en la red, los hay a puñados. Fuera de la red supongo que también. La ventaja de la red es que pueden hablar entre ellos, discutir, opinar mutuamente sobre sus producciones... Otra cosa es el nivel: la red facilita lo de "yo tengo una idea, la desarrollo, la cuelgo por cualquier página y a ver -con frecuencia haber- qué pasa". Pero, ¿desde qué presupuestos escribo?, ¿qué novelas he leído antes de atreverme a redactar la mía?, ¿conozco suficientemente la gramática y la ortografía? Sí, hay autores que conocen sus limitaciones y van tirando modestamente. Pero otros...

sábado, 7 de septiembre de 2013

Julio Cortázar, Rayuela, I (notas de Andrés Amorós)

Cortázar, Julio, Rayuela (edición de Andrés Amorós, Cátedra, Madrid: 2010 [21])
Ando releyendo Rayuela en una  edición que compré hace poco porque otra que tenía se me perdió en el traslado de mi biblioteca que explicaba en esta entrada de enero. Y, como todo tiene su compensación, esa misma mudanza me sirvió para encontrar el primer volumen de la Recherche de Proust en la edición de Folio que tenía perdido desde la mudanza anterior; aunque claro, como en el caso actual, ya había comprado otro ejemplar en la colección classique de la misma editorial.

martes, 3 de septiembre de 2013

Suetonio, Vidas de los doce césares, I

Suetonio, Vidas de los doce césares, I (Gredos, Madrid: 1992)
En primer lugar manifestaremos nuestra sorpresa porque la prestigiosa colección de Gredos tenga pendiente la publicación de la mitad de esta obra de Suetonio. En efecto, este primer volumen de los doce césares, dedicado a César, Augusto y Tiberio, es de 1992; luego aparecería el segundo dedicado a Calígula, Claudio y Nerón. Y veinte años después seguimos pendientes del resto cuando la editorial ha publicado algún texto tan tardío como La ciudad de Dios de san Agustín... No vamos a decir, o sí, que Suetonio ha de primar sobre san Agustín. Una sola razón: Suetonio es la fuente no sólo de textos básicos como el Yo, Claudio y sus secuelas de Robert Graves, o de Quo vadis, sino de esas visiones del mundo romano posterior a la república como espacio donde anida todo vicio y perversión.

domingo, 1 de septiembre de 2013

Marta y Ester, 104: Antes de comer


Ester y Marta lo han hecho muy bien. Marta ha propuesto que, como tenían tantas ganas, lo hicieran todo muy despacio y que durase para, después, acabar intensamente. Así quizá podrían aguantar sin hacerlo toda la tarde y ya a la noche decidirían si repetir. Acto seguido han estirado los asientos para convertir todo el compartimento en una cama y se han puesto en la labor. Más de un cuarto de hora ha estado cada una de ellas con la lengua dando placer a la otra. Ester sólo ha parado un momento para decir:
-No sé si me gusta más que me lo hagas o hacértelo yo a ti.
-Eres una copiona porque eso te lo dije yo el día después del racionamiento.
Marta, en cambio, no ha despegado un solo instante su lengua de Ester. Y cuando Ester llegaba ha estado disfrutando del movimiento involuntario de los deditos de sus pies. Tanto le gusta que lo ha sentido muy adentro. Se confiesa que ha estado a punto de llegar ella también sin que siquiera Ester la tocara: sólo mirándole los pies al tiempo que la oía pronunciando su nombre entre suspiros.
Ahora ya han comido y vuelven al compartimento dispuestas a hacer la siesta.