Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



martes, 6 de agosto de 2013

Dulce Pontes, Canção do mar

Ya dije un día que para mí, dentro del fado posterior a Amália, la mejor es Mafalda Arnauth. Pero traigo hoy a Dulce Pontes (Montijo, 1969), también mujer de belleza racial con motivo de su próxima actuación en Mahón, creo que este 9 de agosto, en el marco de no sé qué ciclo cultural en el que también participaba el entrenador de Rafa Nadal (¡?¡). Como no voy a ir porque estoy en la península -y no sé si iría estando en Menorca-, dejo aquí una muestra de las primeras canciones que le conocí. En realidad si la niña no me gusta -como fadista- es porque lo suyo más que a fado me suena a gorgorito. Además, que ya fui a verla una vez, lo menos hace 15 años, al Palacio de la Música catalana, lo que llaman el Palau, eso que era una de las instituciones sagradas, como Montserrat, de la Cataluña reaccionaria de siempre -y no creo que haya otra- que acabó convertida, como se sabe y gracias al Bárcenas local, en la ubre de la que mamaba Convergencia. Ah, y recuerdo que hubo un momento en que la gente se puso a corear aquello de Menos mal que nos queda Portugal no sé si porque se habían ido a veinte años antes o porque confundieron a Dulce Pontes con el mismísimo Zeca Afonso redivivo cantando Grândola, vila morena.
Y ello, por cierto, me acaba de dar la idea de programar esa canción como entrada para antes de la Virgen de agosto.


2 comentarios:

  1. A mí me gusta mucho esta canción y cómo la canta Dulce Pontes. La primera vez que la escuché me dejó impactada, tenía algo que, en ese momento, conectaba conmigo.

    Me alegro de ver que continuas con tu blog y comentarios. Hacía mucho que no te había leído. Espero que te encuentres bien.

    Saludos cordiales. ¿Besitos?

    ResponderEliminar
  2. Pues por aquí ando, en la península, que el miércoles me vuelvo a Menorca. Y ya he visto que tanto tú como Elcubo dejasteis los blogs. Ah, y el otro día vi que te hacían una entrevista en Bubok.

    ResponderEliminar