Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



lunes, 29 de julio de 2013

Patty Pravo, La bambola

Otra de esas canciones para la nostalgia, La bambola de Patty Pravo (1948), de 1968. Y aquí a la izquierda -ufff- una foto de la cantante para quitar de golpe esa nostalgia y para que se vea cómo la elegancia no está reñida con la desnudez. Quizá el detalle de la foto, para mí, es que los ojos atraen la mirada y la desvían del resto de ese cuerpo que, como zona de ocio, no está pero que nada mal.



jueves, 25 de julio de 2013

Aiden Ashley por última vez

(Exclusivo para mayores de edad o menores acompañados por sus padres)
Como vuelve a ser hora de tratar temas serios en el blog, diré que tras esta entrada de enero de 2012 y esta otra de septiembre del mismo año, voy a dedicar una última entrada, al menos de momento, a mi admiradísima Aiden Ashley, una de las estrellas, para mí la namberguán, del porno lésbico. Ya conté en una de esas entradas que, dejando de lado que está muy buena como se deja de ver en todas las fotos que he ido presentado de ella o en esa misma de la izquierda donde nos muestra un culo que invita a la sodomía, es mujer que me inspira ternura. Por esa piel blanca, por esa carilla que si la vieras por la calle dirías que es de angelito, por lo sinceramente cariñosa que se pone en medio de sus actuaciones.
Que sí, que a veces, como en la foto de la derecha, también le va una cierta pose de exhibicionista, de guarrilla, de miradme y pasmaos de lo qué puta soy que a falta de uno, me meto los dos deditos, pero ya digo, es todo pura pose porque, a la hora de la verdad, se convierte en un terremoto de dulzura, que no sé si eso será oxímoron, y sabe sonreír mirando a los ojos y acariciar y besar suavemente a la que se le ponga por delante.
Y aún una última foto de tipo artístico, un contrapicado algo extraño: las bragas hicándosele para que quien mire piense lo de quién fuera braga; los pezones duros, vale, perfecto; pero esas piernas que han aparecido completamente rectas cuando una hembra, y más ésta, es perfección de curvas...

Pero queda aún el plato fuerte, un vídeo en el que interactúa con otra estrella, Andy San Dimas (Baltimore, 1986), bisexual ella y, a mi parecer, hembra con mayor empaque, bravura y trapío, y más encasillable en el género. Por así decirlo y bajo mi modesto entender, mientras Aiden Ashley es mujer que ha nacido para que nos la quedemos mirando, Andy San Dimas está en este planeta para exhibirse dando y recibiendo placer. Véasela ahí al aire libre con su melena, sus botas, sus tatuajes...:

Bueno, sí, como ya dije para el caso de Aiden Ashley, para mi gusto y, sin ánimo de generalizar, para el españolito de a pie, le falta una buena mata de pelo en la zona crítica que dejaría la foto simétrica y perfecta con una suave zona negra de transición entre el negro del pelo y el de las botas.
Y he aquí el vídeo del que me he de limitar a poner el enlace porque, si no entiendo mal, no tiene código para poderlo insertar directamente. Es largo, empieza con una entrevista y luego ya viene la materia. No creo haberlo visto en su totalidad pero, sea como fuere, la zona buena viene al final, a partir del minuto 36:40 en que Aiden Ashley le da, con los pechos, un masaje a Andy San Dimas entre las piernas; luego ésta se sitúa en una posición algo forzada para recibir la lengua de aquélla y allá que se van las dos juntas por obra y arte de Aiden Ashley que se frota y se introduce el dedito  mientras va chupando a Andy San Dimas; se verá por las convulsiones que el orgasmo es real y cómo todo termina con un happy end en que las dos se ponen cariñosas y se besan tiernamente. Es lo de porque lo llaman sexo si es amor puro.

domingo, 21 de julio de 2013

Ayer se me apareció Dios

Cala en Turqueta
Sí, ya sé que parece raro. Lo normal no es que se aparezca Dios sino la Virgen pero a mí -¡qué se le va a hacer!- se me apareció Dios. Sospecho que si no se me apareció la Virgen fue porque sólo se aparece -y me refiero exclusivamente a apariciones homologadas- a pastorcitos y yo ni lo soy ni he estudiado ningún módulo de F.P. pastoril. Dios, en cambio, se aparece pocas veces. Que yo recuerde sólo se aparece a Moisés en el Sinaí para decirle aquello tan famoso, al preguntar Moisés quién es la aparición, de Yo soy el que soy (Ex 3,14), burda imitación de lo que don Quijote responderá a su vecino Pedro Alonso cuando éste niegue que don Quijote es Valdovinos o Abindarráez: Yo sé quién soy (I,5).
Bueno, pues ya sin más pedanterías voy a explicar la aparición. El caso es que hoy, 21 de julio, en el barco de esta noche viene mi niño de 16 años a pasar unos días conmigo. Y como ya estoy harto de que cada vez que viene me haga ir a las mismas playas -sa Farola, cala Mesquida, Arenal d'en Castell- ayer me dije: "Voy a mirar las playas del sur de Ciudadela, que hace más de 20 años que no paso por allí, a ver cómo están -la distancia del aparcamiento hasta la playa, si hay o no chiringuito, cosas así- para ir con él"- Total, que hacia las 10 de la mañana, porque más tarde ya se llenan los aparcamientos de las playas, me cojo el camino de Sant Joan de Missa, que lleva a las playas del sur, y de entre todas las bifurcaciones escojo la que lleva a Cala en Turqueta. O sea, que podía haber ido a cala Macarella, a son Saura o a cualquier otro lugar, pero como el destino quería que se me apareciera Dios y Dios se iba a aparecer en cala en Turqueta, allá fui. Llego al aparcamiento y diez minutos -al menos- de camino para llegar a la playa que, como se ve en la foto de arriba, es un marco incomparable pero de los de verdad. Llego, escojo un buen sitio en la parte derecha junto a unas rocas, me monto la silla, extiendo la toalla, me baño y salgo del agua para echar un cigarrito y, como soy un intelectual, ponerme a leer, que llevaba -lo juro por esnupi- el Ulises de James Joyce y Du côté de chez Swann de Proust.
Y aquí viene la cuestión. Estoy sentado, llega un matrimonio con un niño de menos de dos años y se instalan a mi derecha. Miro y me quedo dudando si él es José Tomás. Me levanto, voy a la orilla que está llena de algas con medusas por debajo, él se acerca con el niño, le digo que cuidado y le pido a un crío de por allí una redecilla de esas que aquí llaman salabre para quitar una medusa que teníamos delante. Veo luego que la mujer le llama efectivamente Jose y me quedo convencido de que es José Tomás. Al cabo de un rato él está solo en el agua, me acerco y le entro: que si tú eres José Tomás, que si yo te vi dos veces en Barcelona y recordaré siempre la faena de la feria de la Merced del 2008 cuando te indultaron al toro Idílico, que si el que entiende de toros es mi padre y que a las dos comemos en un restaurante de Ciudadela y que, de parte de mi padre te invito porque si mi padre se entera de que he hablado contigo y no te he invitado a comer, me mata. Que si gracias pero van con el niño pequeño y tienen que volver al hotel en Punta Prima. Luego hablamos de lo triste que fue la abolición de los toros en Cataluña y cosas así.
Por cierto, haber asistido a la corrida del 2008 en Barcelona con la plaza a rebosar -claro, porque dicen que en Barcelona no había afición- es algo para contar a los nietos, algo así como haber estado subido en aquel tanque con el nombre de don Quijote escrito en la plancha y que fue el primero en entrar en París con los aliados, o haber estado en el festival de Woodstock fumando porros, o en el pelotón de fusilamiento de Companys... Porque hasta entonces, lo más emocionante que había vivido fue la evacuación de una ciudad en junio de 1987 y que me sirvió para aprender que el depósito del coche, mejor llenarlo cuando anda por la mitad.

miércoles, 17 de julio de 2013

Metamicrorrelato

Tras años de esfuerzo consiguió por fin interpretar aquella inscripción mesopotámica sobre arcilla: Ayer no te vi en Babilonia.
Leyó, releyó y acabó por decirse para sus adentros:
-No volveré a escribir microrrelatos.

sábado, 13 de julio de 2013

Mulholland Drive

Mulholland Drive (Mulhholand Dr., David Linch, 2001)
Como hace tiempo que no hablo de cine, hoy casi tampoco voy a hablar. Sólo voy a decir que anoche, ya tarde, mientras estaba viendo queseyó por la tele me di cuenta de que iban a empezar esa película por la Sexta 3 y me dije: a ver si a base de verla veces y veces acabo de enterarme. La misma intención que tengo respecto a Matrix. La diferencia entre Matrix y Mulholland Drive es que con la primera nunca he conseguido llegar hasta el final mientras que la segunda la he visto completa y de estreno. Y es eso lo único que quiero contar, una anécdota de cuando la vi de estreno. Fue en Francia, concretamente en Grenoble, un domingo por la tarde de 2001 y con mi amiga Carmen. Bueno, pues estamos ella y yo cuchicheando y uno de la fila de delante nos pide porfi que nos callemos. Va mi Carmen y me dice: "Lo tiene claro si se piensa que la va a entender porque nos callemos". Un botón de muestra: esa escena casi al principio, después del accidente, cuando hay dos en un restaurante de esos americanos de comida rápida y uno le cuenta al otro un sueño que luego se cumple, ¿tiene algo que ver con el resto?
Y ahí está, que me quedé dormido poco después sin conseguir llegar a las escenas tórridas.

martes, 9 de julio de 2013

Ciiutadella de Menorca, 9 de julio. Ja t'ho diré: Si vens

El obelisco de la imagen, situado en la plaza des Born de Ciutadella de Menorca, recuerda el saqueo turco ocurrido el 9 de julio de 1558 y que se viene conociendo como sa Desgràcia. El hecho histórico ha dado lugar a un par de novelas de las que ya reseñamos aquí una, la de Josep Maria Quintana, y a algún libro histórico como el de Florenci Sastre De Menorca a Istambul. El saqueig turc de Ciutadella, 1558, que no he leído.
A lo que vamos: por esa costumbre de festejar derrotas y desgracias ya el domingo 7 se celebró una maratón y una carrera ciclista ¡a las 14:30 horas! en un lugar por el que pasé dos horas después con la temperatura de mi coche marcando 28,5º. Y dentro de esos actos conmemorativos va a actuar hoy martes 9 de julio el grupo autóctono Ja t'ho diré del que escojo esta canción cuya letra adjunto abajo:



Peuades damunt s'arena.
Si véns, em trobaras
ballant de puntes
damunt d'aquesta roca
i tu per jo et tornaras loca.

Viatjarem amb un cavall alat,
aquest vespre silenciós,
cap a racons inexplicables,
deserts, salvatges.
Esperarem sa nit.

Vaig anar a trobar camins de foc.
Me'n tornaria a anar
més enfora que mai.

I no tinc por de somiar
que em perdré pes camí
o que no tornaré mai més.

Jo no sé de quina banda bufarà.
Sa sínia perd aigua
i sempre amb es peus banyats.
Tenim pedres entre ses ungles,
ben xops i despullats,
com dues gotes d'aigua
a ses cales del Pilar.

Te cantaré as capvespre,
t'estimaré a sa matinada,
te donaré fruit
i te menjaré a besades.


I no tinc por de somiar
que em perdré pes camí
o que no tornaré mai més.

Ja no sé de quina banda...

Si véns, si véns em trobaràs
ballant de puntes
damunt d'aquesta roca.
Damunt d'aquesta roca.
Damunt d'aquesta roca.
Damunt d'aquesta roca.  

lunes, 1 de julio de 2013

Márius Serra, Plans de futur

Serra, Márius, Plans de futur (Proa, Barcelona: 2013)
Otra de las novelas leídas en común con el grupo de discusión que se reúne mensualmente en Ciudadela. Esta vez fue el pasado 1 de junio y contamos con la presencia del autor al que conocía de referencia por su participación en algún programa matinal de Radio Nacional de España los fines de semana, ese que provoca que yo apague la radio cuando la individua que lo presenta -o conduce sin carné- dice lo de radioescuchantes y se queda tan tranquila.
A lo que vamos: estamos ante una novela de base histórica enmarcada en el período que va desde la década de 1910 a la posguerra; se centra en un matemático catalán minusválido y cuenta con la presencia de personalidades también históricas como la familia Dalí. Girará alrededor de la familia de ese matemático y, sobre todo, de sus figuras femeninas.