Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



jueves, 27 de junio de 2013

Zeca Afonso, Grândola, vila morena

Ya dije el otro día, a propósito de Dulce Pontes, que sacaría a José Afonso con la canción que se utilizó como consigna para el estallido de la revolución portuguesa. Hela aquí en la versión que yo prefiero, a dos voces y con ruido de pasos al fondo:



Y ahora, muerto ya Zeca Afonso y tantos otros, cabe preguntar:
¿Qué se hizo de los ideales de la revolución portuguesa?
¿Qué de las ilusiones de la izquierda en la España posterior a la muerte del tirano?
¿Qué de los partidos de izquierda?

domingo, 23 de junio de 2013

Daphne du Maurier, Rebeca

Du Maurier, Daphne, Rebeca (Ediciones la nave, s.l.: s.f.)
Resulta que Rebeca fue novela antes que película de Hitchckok del mismo modo que el sol fue un astro antes que una puerta de Madrid. Aunque da igual porque para mí esa película está, con Casablanca o Lo que el viento se llevó, dentro del grupo de películas que, si no he visto hasta ahora, ya para qué.
El caso es que un día paseando por el mercado de san Antonio de Barcelona vi esa novela en una edición bonita que parece de los años 50 y la compré por un precio risible. Y dormía el sueño de los justos en mi biblioteca cuando por el periódico local me entero con cuatro días de antelación de que el 20 de junio se va a celebrar una tertulia sobre la obra en el Ateneo de Mahón del que soy socio. La leo a toda velocidad, acudo por primera vez a esa tertulia y me doy cuenta de algo lógico: Mahón, a levante de Menorca, mira al Mediterráneo abierto; Ciudadela, a poniente, no tiene delante más que la costa de Mallorca. Supongo que esa es la razón de que, mientras el grupo de tertulia de Ciudadela sólo discute obras de literatura catalana, el mahonés lo hace de obras universales hasta el punto de proponer para la vuelta del verano tratar sobre el Ulysses de Joyce. Por cierto, en Ciudadela y leyendo las obras que se han venido proponiendo últimamente he llegado a la conclusión de que lo de narrativa catalana actual es tan oxímoron como el conocido sobre el pensamiento navarro.

miércoles, 19 de junio de 2013

Ciutadella, 16/6/2013

Éste fue el llamado primer toc de flabiol que marcó el comienzo de las fiestas de Ciudadela y se celebró a las 9 de la mañana del domingo pasado, el llamado Diumenge des bé, esto es, el domingo anterior a la víspera de san Juan. Yo estaba allí, pero escondido:

sábado, 15 de junio de 2013

Antoni Picó Vivó, Corsari "El Cordero"

Picó Vivó, Antoni, Corsari "El Cordero"  (El Iris, Ciutadella de Menorca: 2008)
Otra de las varias contribuciones al estudio del corsarismo menorquín sobre el que ya reseñamos otro texto dedicado a las correrías del capitán Miguel Soliveras. La aportación se refiere a momentos referidos a la última época cuando los barcos menorquines navegan ya no con patente de corso inglesa sino española, es decir, durante la guerra de la Independencia (1808-1814). El objeto del estudio es el barco de tipo xávega -que entiendo emparentado con el xabec (jabeque)- llamada El Cordero, alias La Envidia, capitaneado por Bonaventura Marquès y cuyo armador fue Bartomeu Vives.
Este breve opúsculo tiene el mérito de presentar utilísimos documentos redactados por varios de los protagonistas de la expedición que nos permiten conocer muchos de los aspectos de la vida a bordo. Así ocurre con las cuentas que detalla el armador con los gastos para aprovisionar el barco. Sabremos por ese camino lo que comerán (huevos, habas, sobrasada, xua, buey,...), el armamento ligero (pistolas, fusiles), las medidas de peso y capacidad utilizadas (lliura, barcella, almut), o los jornales que pagarán a la gente de tierra antes de partir (carpintero, de ribera, calafate, mujeres que muelen trigo). Se incluye también el contrato establecido ante notario entre el capitán y la tripulación con las normas acerca de la vida a bordo y el reparto de las capturas, que es semejante en muchos aspectos al que Juana Francis Pons Vila aporta sobre la expedición corsaria que treinta años antes capitaneó nuestro antepasado directo Francesc Maspoch y que se puede ver aquí.
JFPV

martes, 11 de junio de 2013

James Joyce, Ulises (1)

Pues nada, que me estoy tomando la molestia de leer el Ulises por la posibilidad de que pueda ser comentado en la tertulia literaria del Ateneo de Mahón esta próxima temporada. De momento, y no es poca paciencia, he conseguido acabar el primer tomo de los dos que abarca la traducción en Bruguera de José María Valverde. Ya más adelante desarrollaré un comentario de texto al uso, antes o después del de Amadís de Gaula que aún he de completar. Pero de momento quiero destacar las frases geniales con que me he ido topando:
  • Buen rompecabezas sería cruzar Dublín sin pasar por delante de una taberna (IV).
  • El primer tipo que cogió una hierba para curarse tuvo bastante valor (V).
  • El mejor sitio para un anuncio que llame la atención de una mujer es en el espejo (XIII).
  • (En la tierra) no hay confines en realidad porque es redonda (XIII).
(La presente entrada tiene su continuación aquí)

viernes, 7 de junio de 2013

Dulce Pontes, Canção do mar

Ya dije un día que para mí, dentro del fado posterior a Amália, la mejor es Mafalda Arnauth. Pero traigo hoy a Dulce Pontes (Montijo, 1969), también mujer de belleza racial con motivo de su próxima actuación en Mahón, creo que este 9 de agosto, en el marco de no sé qué ciclo cultural en el que también participaba el entrenador de Rafa Nadal (¡?¡). Como no voy a ir porque estoy en la península -y no sé si iría estando en Menorca-, dejo aquí una muestra de las primeras canciones que le conocí. En realidad si la niña no me gusta -como fadista- es porque lo suyo más que a fado me suena a gorgorito. Además, que ya fui a verla una vez, lo menos hace 15 años, al Palacio de la Música catalana, lo que llaman el Palau, eso que era una de las instituciones sagradas, como Montserrat, de la Cataluña reaccionaria de siempre -y no creo que haya otra- que acabó convertida, como se sabe y gracias al Bárcenas local, en la ubre de la que mamaba Convergencia. Ah, y recuerdo que hubo un momento en que la gente se puso a corear aquello de Menos mal que nos queda Portugal no sé si porque se habían ido a veinte años antes o porque confundieron a Dulce Pontes con el mismísimo Zeca Afonso redivivo cantando Grândola, vila morena.
Y ello, por cierto, me acaba de dar la idea de programar esa canción como entrada para antes de la Virgen de agosto.


lunes, 3 de junio de 2013

Clarice Lispector, Aprendendo a viver

Lispector, Clarice, Aprendendo a viver (Rocco, Rio de Janeiro: 2005)
Un libro bonito incluso a la vista y el tacto. Fotos de la autora (1920-1977) en las páginas pares alternando con citas en las impares. Nada que decir, sólo entresaco frases sin traducir de entre las que sobresale esa reflexión sobre la saudade en la p. 19 que recuerda cosillas de Pessoa como lo de tenho saudade de mim o similar:
Podia-se ficar tardes inteiras pensando. Por exemplo: quem disse pela primeira vez assim: nunca? (15)
Saudade é um poco como fome. Só passa quando se come a presença. Mas às vezes a saudade é tão profunda que a presença é pouco: quer-se absorver a outra pessoa toda. Essa vontade de ser o outro para uma unificação inteira é um dos sentimentos mais urgentes que se tem na vida. (19)
Você de repente não extranha de ser você? (21)
Meu Deus, só agora me lembrei que a gente morre. Mas - mas eu também?! Não esquecer que por enquanto é tempo de morangos. Sim. (53)
Amar os outros é a única salvação individual que conheço: ninguém estará perdido se der amor e às vezes receber amor em troca. (89)
...eu romperei todos os nãos que existem dentro de mim. (125)