Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



miércoles, 27 de febrero de 2013

Miquel Àngel Casasnovas, Història de Menorca

Casasnovas, Miquel Àngel, Història de Menorca (Moll, Palma: 2005)
Impresionante la labor del historiador menorquín al compendiar en un volumen asequible la historia de la isla desde los primeros datos hasta prácticamente la actualidad. Y partiendo de los antecedentes que se suponen: la historiografía anterior o estado de la cuestión y las condiciones geográficas, sobre todo el hecho insular, que condicionarán el devenir histórico y el carácter de los habitantes. Curiosas de momento son las notas sobre los patrones de medida menorquines por los que la distancia de Barcelona a Zaragoza se calcula como seis veces la de Mahón a Ciudadela (32); o la ignorancia para un menorquín de lo que ocurre en las otras baleares (36) aunque añadiré de cosecha propia que esa ignorancia también impera entre zonas de Menorca: ¿o es que los de Ciudadela están pendientes de lo que pasa en Mahón o viceversa?

sábado, 23 de febrero de 2013

Mafalda Arnauth, Ai do vento

Yo, la verdad, no he acabado de asumir la muerte de Amália. Pero sé que el fado ha evolucionado. Y para mí, lo mejor que hay ahora en el fado portugués, es esta niña, Mafalda Arnauth, de belleza racial que diría el tonto pensando que él no tiene raza.



martes, 19 de febrero de 2013

Édouard Manet

Un bar aux Folies Bergère 1882)
La obra pictórica completa de Édouard Manet (Noguer-Rizzoli, Barcelona: 1982, introducción de Marcello Venturi; biografía y estudios críticos de Sandra Oriente)

Ya hace un tiempo comenté un par de libros de pintura de esta colección a la que ya sólo se puede acceder por el mercado de segunda mano. En ese caso, tenemos una buena introducción al impresionismo y a Manet insistiendo en aspectos como la deuda del movimiento con los clásicos, con el Tiziano, Velázquez, Goya en el caso del pintor. Es flojo, en cambio, el comentario a los cuadros: se limita a decir de qué año es, quién es el o la modelo, por cuánto fue vendido...
De todas maneras, una muy buena exposición del impresionismo y antología de pinturas las hay en otro libro descatalogado, Bernard Denvir, El impresionismo (Labor, Barcelona: 1975):

Escojo de Manet dos obras y la primera es ésa, Un bar aux Folies Bergère: por un lado es retrato de la camarera de frente y, a la vez, de espaldas gracias al espejo; de otro lado, el bodegón abajo a la derecha; por fin, visión panorámica, otra vez a través del espejo, de toda la sala.
De otro lado, la Olympia, una prostituta parisina en posición yacente:
Olympia (1863)

Tiziano: Venus de Urbino
Es indudable la deuda, como decíamos arriba, con dos clásicos, primero con la Venus de Urbino del Tiziano del que calca la posición de los brazos y piernas; sin embargo, Manet opone un gato negro, que no sé si se verá por la calidad de la imagen, al perrito del Tiziano como la criada negra del uno se opone a la blanca del otro.
Y, por supuesto, otra yacente, aunque en posición invertida a éstas y con otra postura en los brazos, es La maja desnuda de Goya:



viernes, 15 de febrero de 2013

Maria del Mar Bonet, No trobaràs la mar

Pues lo que pasa cuando me meto en esos bucles en los que me meto periódicamente, que me limito a poner música sólo para dar constancia de que ando por aquí, bajo las nubes menorquinas.
De esta canción siempre me ha impresionado lo de que te enseñaré un núvol que tenc as pati.




jueves, 7 de febrero de 2013

Glosas menorquinas, II

En una entrada anterior presentábamos un ejemplo de glosas menorquinas. Pues bien, hay un grupo en Menorca, Soca de mots, que reúne a los glosadores menorquines y vela por la conservación del arte de glosar. ¿Y qué son las glosas y los glosadores? El pasado 11 de enero se presentó en el Cercle Artístic de Ciutadella el número 98 de la publicación Quaderns de folklore -y apréciese que es el número 98- publicado por Aina Tur y dedicado a "La glosa menorquina (anàlisi contemporània del glosar i els glosadors)" donde se da una visión general e histórica de la cuestión.
En general la glosa es una composición cantada e improvisada. Por ello la autora, citando a Joan López Casasnovas, sitúa la glosa en el contexto de la poesía oral de todos los tiempos: Els poetes orals devien aparèixer durant la prehistòria i des de llavors han existit sense solució de continuïtat, fins els nostres dies (13). Añadiremos de propia cosecha que ello se relaciona con la visión que se viene dando tradicionalmente de la lírica popular en varias direcciones: de un lado, las canciones de trabajo o de amor que vienen pasando de generación en generación; de otro, las canciones interpretadas por profesionales llámense juglares, bardos,  aedos,... Ya concretando, y con definición del diccionario de Alcover-Moll, la glosa es una cançó o composició en vers, generalment curta i improvisada (18); consta de seis o siete versos heptasílabos y se improvisa siguiendo la melodía de ses porgueres, es decir, la música de guitarra repetitiva que acompaña las glosas. Se ve así, por la improvisación, su paralelo con los versolaris vascos; de ahí que uno de los principales glosadores, Miquel Ametller, decidiera dar un empuje al arte de glosar tras un viaje al País Vasco (38).
Aparte de la glosa oral e improvisada, se ha dado históricamente la glosa escrita compuesta por glosadores que no la cantaban y en la que difundían, para su venta, noticias destacadas. Añadiremos nosotros que casi lo mismo ocurría hasta época no tan lejana con romances noticieros que cantaban los ciegos. Y junto a la glosa queda la codolada (de còdol, piedra), composició poètica de to popular en què es combinen alternadament els versos de vuit síl·labes, i antigament també rimaven versos de set amb versos de quatre o cinc síl·labes (23 siguiendo la definición del DCVB de Alcover-Moll); se solían recitar en los momentos en los que los glosadores descansaban de modo que, sin ser glosas, se asociaban al hecho de glosar. Y, por fin, la xacra, improvisació conjunta en la qual cada participant canta dos mots, apariats o rodolins, seguint la proposta que el company que el precedeix li fa (24); tiene acompañamiento musical aunque diferente de la glosa.
Por supuesto, el espacio ideal para todas estas manifestaciones folclóricas era el rural y, así, se aprovechaban acontecimientos como la matanza del cerdo para que se reunieran varios glosadores en la casa de campo y cantaran para pasar la velada.
Por fin, diremos que en tiempos antiguos los glosadores se ponían a veces a fer assuntos, esto es, glosas en que cada participante adquiría un papel, un personaje. Uno de los más conocidos es éste Enamorat i al·lota (enamorado y muchacha) que Maria del Mar Bonet canta en versión moderna:




domingo, 3 de febrero de 2013

J. G. Frazer, La rama dorada

Frazer, J. G., La rama dorada (F.C.E., México D. F.: 1991)
Impresionante, por supuesto, el clásico libro de Frazer, aunque sea en su versión reducida (¡de 800 páginas!). Dada esa vastedad, lo abordo por puntitos en los que destaco los centros de interés:
-Las explicaciones sobre los dos tipos de magia que obran por simpatía (magia simpatética): la magia homeopática, que actúa por semejanza; y la magia contaminante, que opera por contacto (34ss.). Y ello con curiosos ejemplos como la cura de la ictericia a base utilizar animales o materiales de color rojo para eliminar la amarillez de esa ictericia (39); o untar los ojos con bilis de águila para aguzar la vista (57). O la división entre magia positiva, que busca que ocurra un acontecimiento, y la magia negativa, que busca evitarlo (43) con el ejemplo de no quedarse indeciso ante la puerta de la casa de un cazador porque, en caso contrario, también la caza será indecisa (44-45). De ahí, normas sobre alimentación y, así, en Madagascar los guerreros no comen gallos muertos en pelea por miedo de morir ellos mismos en la batalla (46); o no comen corazón de gallina por miedo a volverse cobardes del mismo modo que comen corazón de león para volverse bravos (562).