Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



sábado, 29 de septiembre de 2012

José Luis Clemente, Entre vías

Clemente, José Luis Entre vías (Heptaseven, Zaragoza: 2012)
NO, NO, NO, NO, NO, NO

No puede ser que yo, con toda mi buena fe y por aquello de las tradiciones, me haga socio de algo tan serio como el Ateneo de Mahón tras una campaña de captación de socios y el primer acto al que asista, el 30 de marzo pasado, sea la presentación de un libro como éste que no merece haber pasado por la imprenta. ¿A que no se concibe a la Pantoja o Manolo Escobar cantando en la Scala de Milán? Pues lo mismo.

martes, 25 de septiembre de 2012

Michel Houellebecq, La Possibilité d'une île

Houellebecq, Michel, La Possibilité d'une île (Fayard, París: 2005)
Una historia con el tiempo escindido:
De un lado y en el tiempo actual, el protagonista Daniel, humorista que hace fortuna escandalizando con espectáculos políticamente incorrectos como el titulado “Parachutons des minijupes sur la Palestine!” (32). Junto a él, su perro y sus mujeres, primero la periodista Isabelle, luego la joven madrileña Esther. Y aparte, la profesora universitaria a la que llama Gros Cul y que con la excusa de estudiar sus sketches -je n'avais pas depassé le bac et elle me comparait à Kierkegaard (311)- acaba acosándole sexualmente: “Ah, te sentir enfin en moi, sentir ta tige de chair écarter ma fleur” (311). De otro lado y en un futuro remoto, los clones sucesivos de ese personaje, especialmente Daniel 24 y 25 comentando los hechos de Daniel o relacionándose con Ester31 o Marie22...

viernes, 21 de septiembre de 2012

Aiden Ashley otra vez...

...y todas las que hagan falta.
Sí, ya trajimos a Aiden Ashley en esta entrada de enero y la volvemos a traer en setiembre. Porque ya es hora de tratar temas serios en este blog y dejarse un rato de tanto libro y tanta tontería.
Porque para mí Aiden Ashley es la que tiene más clase de todas las actrices de porno lésbico que he visto. Porque no tiene cara de guarra y es de las pocas mujeres de las que puedo decir que, además de estar buenas, son bonitas (y espero se entienda la diferencia). Porque también en sus movimientos es limpia y natural. Por ese color blanquísimo de piel, porque tiene el cuerpo libre de tatuajes o piercings, por... porque sí y punto.
Bueno, sí, parece por estas dos fotos de encima que a la niña le gusta enseñar el quiqui, vale. Pero lo enseña con clase y mirando a la cámara. Que lo tiene afeitado: vale, también, pero algún defectillo tendría que tener. La perfección total o no existe o aburre.
También le gusta enseñar el culo, ya se ve en estas otras fotos. Una cuestión de simetría y que nadie vaya a pensar que no resiste un desnudo trasero.
Por cierto, en la columna de la derecha de mi blog está el suyo, del que soy fan, con fotos artísticas. También soy seguidor suyo, ferviente y devoto, en twitter y, a pesar de que escribe en inglés, bueno, en eso que hablan en Estados Unidos con la boca llena de mocos, de algo me entero.
Dejo para acabar una foto de una tortillita también limpia. Más que sexo, que no lo hay, parece una escena de cariñitos y de susurrarse palabras de amor.
(Ah, bueno, se sobreentiende que el contenido de esta entrada sólo es apto para mayores o menores acompañados de sus padres.)

lunes, 17 de septiembre de 2012

Agustín Delgado (1941-2012)

Pues de lo que uno se entera leyendo El País de verdad, al de papel me refiero. Porque yo sólo lo compro los sábados con la prensa local para leer en la terraza de cualquier bar tomando café. Y eso ha sido, que iba a hacer el sudoku este sábado pasado 15 de setiembre y en la página de al lado he visto la foto, luego he leído el nombre y más arriba he caído en que se trataba de un obituario, que es como en El País llaman -finos que son ellos- a las necrológicas.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Benito Pérez Galdós, El equipaje del rey José y Memorias de un cortesano de 1815


José Bonaparte
Pérez Galdós, Benito: El equipaje del rey José y Memorias de un cortesano de 1815 (Hernando, Madrid: 1969 y 1948)
Reseñamos ahora las dos primeras novelas de la segunda serie de los Episodios Nacionales y nos va pareciendo que Pérez Galdós, don Benito, se limita a ir cumpliendo sin más.
El equipaje del rey José trata, como su nombre sugiere, de la salida de José Bonaparte, por lo demás cargado de botín, y de la última batalla, la de Vitoria, contra los franceses. Todo ello del lado histórico. Del novelesco tenemos el triángulo amoroso formado por: el joven Salvadorcillo Monsalud, alistado en el ejército francés como remedio a sus miserias y que marchará hacia Francia con el rey pasando por su pueblo natal; Genara, su novia, que, al verlo en el pueblo y comprobar que efectivamente se ha afrancesado, renegará de él como hace su madre; y el guerrillero Carlos Garrote, nuevo novio de Genara. A ello se añade el toque folletinesco de que Salvador y Carlos son hijos, ilegítimo el primero y legítimo el segundo, del cacique Fernando Garrote. Se funden así historia y ficción, acciones guerreras y vida cotidiana y el autor toma conciencia de lo que luego Unamuno llamará intrahistoria: ¡Si en la historia no hubiera más que batallas; si sus únicos actores fueran las personas célebres, cuán pequeña sería! Está en el vivir lento y casi siempre doloroso de la sociedad, en lo que hacen todos y en lo que hace cada uno...; las acciones culminantes... son batallas, carnicerías horrendas o empalagosos cuentos de reyes y dinastías, que agitan al mundo con sus riñas o con sus casamientos; y, entretanto, la vida interna permanece oscura, olvidada, sepultada. (58)

domingo, 9 de septiembre de 2012

Marc Pellicer, Els corsaris menorquins durant la guerra d'indepèndencia dels Estats Units d'Amèrica (1775-1783)

Jabeque de tipo corsario
Marc Pellicer, Els corsaris menorquins durant la guerra d'indepèndencia dels Estats Units d'Amèrica (1775-1783) (S'auba, Sant Lluís: 2011)
Una gran labor la desarrollada por esa modesta editorial menorquina y ya es, con Soldats i corsaris menorquins a terres llunyanes de Menorca (1650-1850), el segundo libro dedicado a la historia marinera y corsaria de Menorca.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Mongolia, una buena revista de humor

Pues eso, que corre ahora una nueva revista de humor, Mongolia (www.revistamongolia.com). Siempre es bueno porque, aunque me acerco a los quioscos entre poco y nada, creo que de momento sólo corría el Jueves.
Formalmente, Mongolia utiliza papel de periódico de tamaño -diría- A3 y color rosáceo. E ilustraciones, caricaturas, fotos, lo que de siempre se han llamado santos...
He leído el número extra de vacaciones y diré alguna cosa:
-A veces busca el humor con un mero titular como éste en una página dedicada a la toponimia hispana: Aparte del pueblo, Carboneras también son las chicas que se visten como Sara (8); otras veces con el titular apenas ampliado: El Ministerio de Defensa propone a Rajoy bombardear Alemania con gente tóxica: Urdangarín, Pepe Blanco, Bisbal, Agag, Rita Barberá, algunos de los elegidos (15). 
-Se muestra políticamente incorrecta: Rubalcaba, disfrazado como el humorista Eugenio le cuenta este chiste a mi admirada Pajín: “Leire, ¿sabes cuál sería un gran cambio para el día de la mujer trabajadora? Que te pusieses encima. ¿Que no lo pillas? Pues ponte de canto.” (14).
-Incide de lleno en temas de actualidad como en la historieta gráfica de la lucha entre un terrorista financiero (Killerratio) y una indignada (Indignata) que comienza con la siguiente conversación entre Killerratio y una de sus secretarias: 
-Bueno, Chochi, ¿unos lingotazos de Dom Pérignon o nos metemos en la web y reventamos la bolsa de Bolivia?
-No sé... Estoy de una bajona que lo único que quiero es ir de compras a Serrano Suñer Street...
-¡O, mejor, vamos al piso de algún piojoso que no pueda pagar la hipoteca y nos partimos la caja viendo como (sic) los desahucian! (16)
-Gusta de la maledicencia como en esta alusión a que Pepiño es maricón: Mientras España estaba preocupada por sus affaires en las gasolineras, Pepe Blanco se dedicaba a comprar en el Zara. Allí cuentan que conoció a un apuesto dependiente con muy buen género (29). O al dopaje en el ciclismo con los corredores bajándose de la bicicleta para esnifarse las líneas discontinuas de la carretera (31).
-Dispersa aquí y allá ocurrencias como la del candidato de los Latin Kings elegido presidente de la VII República española o la moda de implantar pechos de silicona a las mascotas (14); o la de, incidiendo en el abuso del eufemismo para la jerga económica, llamar contracción estomacal del apetito a la mera hambre (27).
-Por último, tiene una zona final seria con unos diagramas bastante didácticos en los que se muestran:
a) Las relaciones entre lobis, banca y política con flechitas que, saliendo de la Fundación Príncipe de Asturias, pasan por el Banco de Sabadell y acaban en el Consejo de Estado (41).
b) Las deudas de los partidos políticos y así se ve, por ejemplo, que Unió Democràtica de Catalunya, el partido que manda el no-catalán Durán Lleida (sin i en medio porque es aragonés) debe 135 euros por cada euro que pagan los militantes por sus cuotas. 
c) Las relaciones entre la banca y las empresas periodísticas por las que éstas, a causa de sus deudas, han acabado vendiéndose a aquélla. Ejemplo es el de Prisa, controlada por el banco Santander, Caixabank... Por ese camino se ve como la líbertad de prensa, eso de que gustan hablar las constituciones desde sus orígenes, se va a convertir en algo meramente nominal como el derecho a una vivienda digna, al trabajo... O el derecho constitucional a comer del que hablaba el tonto'l'haba del blog alalzada para defender al cura de Marinaleda el dia que asaltó Mercadona para homenajear a Curro Jiménez con motivo de la muerte de Sancho Gracia.