Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



miércoles, 8 de agosto de 2012

Marcel Proust, Du côté de chez Swann (II)

Salta a la vista, al ir recorriendo el texto, la oposición constante que se da entre los dos lados que dan título a éste (Du côté de chez Swann o de Méséglise) y al tercer volumen (Le côté de Guermantes): …il y avait deux “côtés” pour les promenades, et si opposés qu’on ne sortait pas en effet de chez nous par la même porte...: le côté de Méséglise-la-Vineuse, qu’on appelait aussi le côté de chez Swann…, et le côté de Guermantes (p. 211)

  • Los paseos por uno u otro lado son diferentes en cuanto a tiempos y distancias: al pasear “du côté de Guermantes”… ma tante savait… bien qu’on ne pouvait jamais être sur de l’heure à laquelle on serait rentrée (211) y Françoise, la fiel criada, cree que si han ido por allí ils doivent avoir une faim! (211) mientras que el paseo es más corto por Méséglise (231). Y hay una consecuencia trascendental: como del lado de Guermantes el paseo es largo (250), se cena más tarde y su madre no subirá a darle las buenas noches (272) como ocurría al principio (62) cuando Swann acudía a cenar.
  • Ambos lados son también diferentes a los ojos del protagonista adolescente: si Méséglise était pour moi quelque chose d’inaccesible… Guermantes lui ne m’est apparu que comme le terme plutôt idéal que réel de son propre côté (212); y de su padre: mon père parlait toujours du côté de Méséglise comme de la plus belle vue de la plaine qu’il connût et du côté de Guermantes comme du type de paysage de rivière (212).
  • En principio son también irreconciliables: “prendre par Guermantes” pour aller à Méséglise ou le contraire, m’eût semblé une expresión aussi denuée de sens que prendre par l’est pour aller à l’ouest (212) aunque, según se nos anuncia en el prefacio (13-14), al final del sexto volumen, Albertine disparue, Gilberte, la hija de Swann, convertida en Mme. de Saint-Loup, muestra al narrador el sendero que une ambos lados; y se nos antoja que, como ambos lados representan, simbolizan, sugieren otras oposiciones (burguesía/aristocracia, familia/mundo, niño/adulto) Gilberte misma ha recorrido ese sendero desde el lado de Swann al de Guermantes.
  • Dijimos en la entrada anterior y a propósito del espino blanco, que son constantes las asociaciones entre personajes y vegetación. También ocurre entre ambos lados: del lado de Méséglise, esto es, de chez Swann, hay campos y viento (225), y lluvia (231), y pommiers con rougissants boutons (226); luego serán ses lilas, ses aubépines, ses bluets, ses coquelicots, ses pommiers (274); sus personajes son Swann y Vinteuil (227) y, asociada a éste, la homosexualidad femenina (227) y explícita (246) de su hija con la amiga; cuando el protagonista pasea solo (235) tras la muerte de la tia Léonie anhela encontrar ahí una mujer campesina (paysanne de Méseglise, pêcheuse [240]) pero, años después a quien encuentra es a las lesbianas (243ss). Del lado de Guermantes tiene el río que apreciaba su padre (212), flores y animales (coucous, primevères, violette, nénuphar... [252, 254-6]); luego serán ses nymphéas et ses boutons d'or (274); y los personajes femeninos asociados a ese espacio son la duquesa de Guermantes y su antepasada Genoveva de Brabante (263); pero también la madre del narrador al decir que ningún paisaje fluvial es parecido al de Guermantes del mismo modo que je n'aurais souhaité que vint me dire bonsoir une mère plus belle et plus intelligente que la mienne (274-275) con lo que volvemos al recurrente beso maternal. Ahora bien, se sugiere un lazo de unión entre ambos lados si se observa que la duquesa de Guermantes tiene las mejillas sonrosadas (264) como Mlle. Vinteuil, la lesbiana (186); y, junto a ellas, la hija de Swann se asociará a l'épinier rose (221).
  • Vida intelectual y vida sentimental también se relacionan con ambos lados; es la tradicional oposición entre razón y sentimiento que también remite, por los colores de los órganos que los sustentan, cerebro y corazón, a todas esas flores y mejillas sonrosadas. Primero los lados se asocian a acontecimientos que apuntan a la vida intelectual: Aussi le côté de Méséglise et le côté de Guermantes restent-ils pour moi liées à bien de petits événements de celle de toutes les diverses vies que nous menons parallèlement, qui est la plus pleine de péripéties, la plus riche en épisodes, je veux dire la vie intellectuelle (273). Luego apuntan a sentimientos: le côté de Méséglise ou le côté de Guermantes m'ont exposé, pour l'avenir, à bien des déceptions et même a bien des fautes (275).
  • Hemos visto algunas asociaciones entre personajes a partir de rasgos paralelos entre ellos y, en nuestra próxima entrada, los veremos entre Swann y el narrador. De momento diremos que también Swann, como el narrador con Genoveva de Brabante, relaciona el lado de Guermantes con la aristocracia: Swann aimait beaucoup la princesse des Laumes, puis sa vue lui rappelait Guermantes (466); y no sólo eso sino que además la princesa adorna su cabeza de flores de espino blanco que gustan a Swann: Hé bien ! Je suis ravie, Charles, si mes petits fruitis d'aubépine vous plaisent (467).

2 comentarios:

  1. Sinopsis de la obra de Proust, espero sea de vos interés.

    http://ramiropinto.es/escritos-literarios/ensayos/un-escritor/escrito-es/sinopsis-proust/

    ResponderEliminar
  2. Hola Ramiro, gracias por su visita. He pasado por tu página y veo el trabajo que te has tomado con la obra de Proust.

    ResponderEliminar