Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



domingo, 15 de julio de 2012

Hesíodo, Obras y fragmentos

Hesíodo, Obras y fragmentos (Gredos, Madrid: 1978)
Hemos releído la obra de Hesíodo en la colección de clásicos de la editorial Gredos y en una edición mucho más completa que la posterior en Alianza (Madrid: 1986) con sus incómodas notas al final y no a pie de página como en la de Gredos. Además esta edición, a cargo de Aurelio Pérez Jiménez y Alfonso Martínez Díez, contiene un extenso prólogo en el que se incide en aspectos tales como la influencia de Fenicia, Egipto o Mesopotamia en la obra hesiódica (30-41).
Comentarios dispersos sobre la Teogonía:
  1. El primer verso del cuerpo de la obra una vez cerrada la invocación a las musas es el conocido En primer lugar existió el Caos (116: ἤτοι μὲν πρώτιστα Χάος γένετ᾿). De ahí, a otros comienzos semejantes, el del evangelio de Juan (Al principio fue el Verbo) o, más modernamente, el de la primera novela de Hermann Hesse, Peter Camenzind (En un principio fue el mito).
  2. Seguramente en Hesíodo está la primera asociación entre la misión del poeta y el laurel: (las musas) me dieron un cetro después de cortar una admirable rama de florido laurel. Infundiéronme voz divina... (31-32). De ahí, por ejemplo, a las coronas de laurel que marcan la gloria poética de Petrarca, laureado por tratar de Laura.
  3. Se encuentra material de sobra para Freud: el odio de Cronos hacia su padre Urano (138) al que acaba castrando (181) y que luego tiene su continuación al ser derrotado el propio Cronos por su hijo Zeus (71-74).
  4. En el terreno de las mitologías y religiones comparadas destaca el parto del Ponto por parte de Gea sin mediar el grato comercio (131).
Comentarios dispersos sobre Trabajos y días:
  1. La Teogonía presentaba una progresión desde el caos original hacia la ordenación del mundo a partir de la justicia divina de Zeus. Ahora parece seguirse el esquema inverso: a partir de los mitos de Prometeo, de Pandora y de las edades, se sigue que el origen del mal radica en la naturaleza humana y que los hombres sufren un proceso de degradación que sólo puede salvarse cuando Zeus restablezca la justicia entre los hombres (274).
  2. Es impresionante la datación de la vida de Hesíodo que se explica en la nota 45 a propósito de un pasaje (565ss) en el que se recomienda comenzar los trabajos agrícolas de primavera dependiendo de los días que, según dice, transcurren entre el solsticio y la aparición de la estrella Arturo: como hoy en día transcurren menos días, los cálculos llevan a situar a Hesíodo en el siglo IX aC. con 850 como fecha post quem.
De otro lado, nos enteramos a partir de uno de los fragmentos sueltos, el 176, de algo curioso: Tindáreo, padre de, entre otros hijos, Clitemnestra y Helena, hace un sacrificio a los dioses y olvida a Afrodita; ésta, como represalia, convierte a Clitemnestra y Helena en bígamas. De ahí, por supuesto, la guerra de Troya o la venganza de Orestes matando a su madre.
Por fin, diría que en la traducción se desliza algún laísmo: Fílaco fundó una ciudad y la puso por nombre Fílace (fr. 62).
Goya: Cronos devorando a sus hijos

No hay comentarios:

Publicar un comentario