Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



martes, 13 de diciembre de 2011

Nocturno, (Concurso de poesía Bubok, XXX [estilo libre])


Insomne, velo tu silencio, tu aliento,
tus ojos cerrados, tus manos de centeno.
Y cuando abras manos y ojos,
cuando tus labios sean oriflama al viento
me beberé los alamares de tu sonrisa.
A lo lejos, las veletas acechan la luna sobre casas vacías
encabalgadas en calles retorcidas y yertas
sin sonidos de campanas.

En nuestra alcoba, tu silencio.
Aún duermes. Te siento en la oscuridad.
Te acaricio sin acabar de recorrer tus litorales,
sin dejar de desear tu silueta.
Cuando abras manos y ojos,
esas manos que saben dibujar palomas....
Y más allá de nuestras ventanas, los campos.
¿Qué espíritus los habitan en la oscuridad?
¿Quién protege las viñas, los ribazos, los caminos?

Ni casas, ni campos: tu espacio y el mío, tu cuerpo.
Abrirás los ojos y, antes de que despierten tus palabras,
palparé tu mirada.

3 comentarios:

  1. En este concurso quedé descalificado por despiste. Todavía me siento idiota! je, je, je…

    ResponderEliminar
  2. Lo sé, Raúl. Incluso sin necesidad de volver a mirarlo sé que tu poema estaba concebido en forma simétrica y por oposiciones. Lo que pasó fue que el mismo jueves Piqueras decidió descalificarlo.

    ResponderEliminar
  3. Pues eso, que soy un desastre! Pero bueno, estaré atento a partir de ahora.

    ResponderEliminar