Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



domingo, 26 de junio de 2011

Laura y Clara: Dando vueltas al atajo. Aclaración

Si alguien -que lo dudo- ha seguido las desventuras de Laura y Clara le diré que voy a ir eliminando paulatinamente las cincuenta entradas y, en una página secundaria del blog, las iré reescribiendo no en forma de blog/diario sino en forma de novela tendiendo, sobre todo, a diluir, no a eliminar, todo el contenido erótico.
Del mismo modo, la historia embastada de los corsarios menorquines que está ahora en página secundaria, pasará a la página principal.

2 comentarios:

  1. Reconozco que no he leído todas las entregas, pero sí muchas; esto a lo mejor explica lo de distinguir escritos. No creo que tu cuento sea pornografía, has descrito cada encuentro con realismo y delicadeza. Pero, como la situación de cada día viene a ser similar, resulta un poco largo releer casi lo mismo. Si vas a rehacerlo seguro que mejorará, pero si quieres mi opinión, yo no quitaría las escenas de sexo, a lo mejor las puliría un poco para acortarlas. En realidad toda la historia es tierna y llena de amor, me gustan las dos mujeres, pero la que escribe el cuento es genial. Y si no hablas de su maravillosa intimidad ... las conoceran a medias.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, gracias. Eso es casi exactamente lo que estoy haciendo, reescribiéndolo todo de modo que las escenas de sexo queden como diluidas en medio de un texto que hable de muchas otras cosas.

    ResponderEliminar