Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



miércoles, 14 de septiembre de 2011

El Bosco y Rembrandt

Hemos leído estas dos últimas semanas dos libros de arte de la antigua colección Clásicos del arte de Noguer-Rizzoli. Y leer libros de arte supone también mirarlos, contemplar las láminas, los colores, las luces y las sombras, la disposición de las figuras, las proporciones...: 
1º) La obra pictórica completa de El Bosco (Noguer-Rizzoli, Barcelona, 1968, introducción de D. Buzzati y biografía y estudios críticos de M. Cinotti):
Cara interna del postigo izquierdo del jardín de las Delicias
Extensos comentarios a los cuadros más conocidos del pintor (1453-1516): Trípticos del heno, de las delicias, del juicio de Viena... aun cuando para la interpretación de la compleja simbología se acude, además del psicoanálisis y no en vano se puede entender al bosco como antecedente lejano de la pintura surrealista, a códigos como la alquimia que nos son del todo ajenos y que, a su vez quedan distantes de los que se utilizan para la literatura de la época, el otoño de la Edad Media y el Prerrenacimiento.



2º) La obra pictórica completa de Rembrandt (Noguer-Rizzoli, Barcelona: 1971, introducción de G. Arpino y biografía y estudios críticos de P. Lecaldano):
Sólo abrir el libro nos aparece citada una frase como ésta: es imposible y tal vez hasta blasfemo comentar una obra de arte. Bueno, vale, pero eso se va a convertir en una excusa para comentar luego los cuadros desde aspectos puramente secundarios como las circunstancias históricas, precio en su momento, si aparece firma o no...
A ver si en un cuadro como el de debajo, El rapto de Europa, no se puede hace un comentario sólo del desplazamiento del tema central al ángulo inferior izquierdo. Y de ahí, habida cuenta las coordenadas biográficas del autor (1606-1669), relacionarlo con otras producciones, y no sólo pictóricas, del Barroco.

El rapto de Europa

No hay comentarios:

Publicar un comentario