Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



sábado, 3 de diciembre de 2011

Bretón de los Herreros, Muérete y ¡verás!, El pelo de la dehesa

Bretón de los Herreros
Bretón de los Herreros, Manuel, Muérete y ¡verás!, El pelo de la dehesa (Espasa-Calpe, Madrid: 1969 [1ª de 1928], ed. de N. Alonso Cortés)

Dos obras dramáticas, publicadas en la colección Clásicos Castellanos de Espasa-Calpe, de escaso interés para la historia de la literatura española. Pero son esas manías que uno tiene de coger un libro de un estante y leerlo sin más. Quizá habría que destacar la labor que hizo Espasa-Calpe con esa colección de clásicos hasta los años setenta cuando ya se vio superada por otras ediciones más modernas en Cátedra, Castalia, Crítica...
Esas obras dramáticas se estrenaron en el tramo 1837-1840, es decir, el momento de auge del Romanticismo con Don Juan Tenorio, Los amantes de Teruel, Don Álvaro o la fuerza del sino... Pero la temática de Bretón está alejada de los temas románticos y anclada en un costumbrismo opuesto al crítico de Larra, el de Mesonero Romanos o Estébanez Calderón en versión aragonesa. El pelo de la dehesa, con su galán rico de Belchite que acude a Madrid para contraer matrimonio con una noble arruinada y no se integra en la corte, es antecedente claro de La ciudad no es para mí de Paco Martínez Soria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario