Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



domingo, 29 de mayo de 2011

Mitos eróticos de la España cañí



Belén Esteban, una intelectual

Ayer puse unas fotos de mis admiradas Leire Pajín y Belén Esteban en el lado derecho de mi blog y no tardaron en decirme que, con ellas, mi blog dejaba de ser serio. En consecuencia, quito las fotos de la página principal pero les dedico una entrada. Al mismo tiempo he aprovechado para poner de cabecera una vista nocturna del puerto de Mahón tomada desde lo que se llama s'altra banda. Y de mi Belén y mi Leire diré poca cosa: que no hace tanto corría por los medios de comunicación una encuesta en la que se decía que si Belén Esteban se presentara a las elecciones saldría elegida de calle. Se supone que, por el predicamento que tiene entre la clase baja del país -ahí donde tendría que radicar el voto del PSOE-, ningún sociólogo se extrañaría del resultado de la encuesta a pesar del nivel intelectual de Belén, la llamada princesa del pueblo.
Dejo ahí arriba una de las mejores fotos de ella que he encontrado. No se puede decir que la niña no esté pa'mojar pan. Otra cosa es que esa foto no coincida mucho con la imagen que de ella vemos en Tele 5 donde, además, tiene el problema de que habla. Pienso, no obstante, que a la foto le sobra o bien esa prenda blanca inútil o un recorte en la parte inferior: porque según cómo se la mire parece que tenga el pecho derecho a la altura del ombligo.


Leire Pajín, otra intelectual
Y ahora Leire, la gran Leire Pajín. De todas las fotos que he visto he escogido ésta porque en ninguna otra se le veía más escote, y eso que aquí no se le aprecia casi nada. Pero se le ve un cuerpo curiosillo, macizo y como diciendo: Dame un meneo. Pero en cuanto se la oye hablar... Da toda la sensación de no creer en nada de lo que dice, de repetir sin convicción algo que le habrá escrito Rubalcaba o Blanco; y no digamos la barbaridad que soltó cuando aquello de que Zapatero presidiendo la alianza de civilizaciones a la vez que Obama en los E.E.U.U. era un acontecimiento de trascendencia planetaria. Casi como el enciclopedista francés Pierre d'Ailly que explicaba el final de la Edad Media por la conjunción de un montón de planetas. Bueno, pues a pesar de que su nivel intelectual anda al par con la Esteban ahí la tenemos de ministra de Sanidad. Claro, luego sale el alcalde de Valladolid diciendo que cada vez que le ve esos morritos piensa lo mismo y todas las neomonjitas del PSOE se escandalizan como si hubiera dicho teta, caca, culo. Pero, vamos a ver, si no tiene inteligencia, algo tendrá. Y el alcalde de Valladolid no sería el único en pensar que su mérito para alcanzar el ministerio sería el haber ejercido de Mónica Lewinsky arrodillada bajo los escritorios de Zapatero, Rubalcaba, Blanco...
Ah, y sé que también tiene sus detractores eróticos. Como la Esteban, claro. Porque como ella, cuando entra en acción, es capaz de cortarle la líbido a cualquiera. Véase sin ir más lejos:


Leire Pajín ganándose el sueldo de diputada


Y que buscando esas últimas fotos he dado al azar con otros blogueros forofos de la Pajín: aquí y  aquí especulan con ella de presidenta; aquí uno dice que está poseída y se propone exorcizarla.
Aparte, claro, de los grupos de Facebook: 28.900  personas creen que ella y la Veneno son la misma persona; 18.293 viven con miedo de caer enfermas siendo ella ministra de Sanidad; y por último, el menos numeroso pero que parecen haber leído esta entrada antes de que la escribiera, los 373 que prefieren a Belén Esteban que a Leire Pajín como ministra de Sanidad.

6 comentarios:

  1. Estimado señor S.M. porque tiene que ser un hombre quien haga comentarios tan discriminatorios y sexistas.

    Me ha llamado la atención la imagen de Belén Esteban, pero lo que me ha hecho comentarle son sus palabras. No creo haber leído nunca que Jesús Alvarez o Sergio Sauca, por poner un ejemplo, tienen un paquete que cuando le da el viento se marca deliciosamente o un culito duro y vistoso que provoca pensamientos puros, de cualquiera de los hombres del tiempo cuando nos dan la espalda.

    Tampoco he leído en ninguna parte que Camps tenga unos morritos de turrón ni que Blanco mire con ojos libidinosos que le ponen a una a cien. Todo eso provoca la risa pero no tiene ninguna gracia. Una mujer siempre es una hembra, haga lo que haga, por lo que se ve. Y me parece bien si eso es lo que ven algunos hombres; una persona puede ser lista, tonta, alta, baja, estar como un queso o como pan con jamón, puede tener unos labios carnosos o un torso de chocolate, pero sobre todo es una persona y hay que pensar en su derecho al respeto.

    No se lo tome usted a mal pero todo esto me parece muy machista y con esto del machismo se me borra el humor.

    Atentamente.

    ResponderEliminar
  2. Muy apreciada señora Blanca: no sé por qué le produce tanta sorpresa lo que digo de Belén Esteban. España entera sabe que si es alguien es porque una vez abrió las piernas debajo -o encima, no sé- de un torero.
    También he pasado por su blog para devolverle su amable visita. Veo que ayer su marido la abandonó con una excusa burda. Así que váyase con cuidado al entrar en casa no se vaya a dar con los cuernos en el marco de la puerta. De todas maneras, si ello le produce soledades, sepa Vd. que aquí estoy yo para lo que haga falta.
    Atentamente.

    ResponderEliminar
  3. Tiene Vd. razón Don S.M.no hay nada más triste que un país que entretiene su tiempo en cosas como las que ofrece Belén Esteban y el resto de sus compañeros. Lo otro, lo de abrir las piernas u otras cosas más imaginativas es lo mismo que bajarse los pantalones y lanzarse a lo que haya o dejarse hacer. No veo la diferencia entre lo que hace él o lo que hace ella. Eso también es machista, medir de diferente manera.

    Pues sí, en lo de los cuernos puede que tenga razón, aún no lo sé ¿es Vd. por casualidad experto en ponerlos o que se los pongan? No quiero ofenderle, solo pedirle consejo.

    Jajaja ... Vd. y yo acabaríamos en un manicomio, pero si me siento sola, al menos entraré aquí para seguir esta amable charla.

    Casi con cariño.

    ResponderEliminar
  4. Sra. Blanca, seguro que la vida le ha enseñado lo de que hablando, hablando...

    ResponderEliminar
  5. Pues a mí me ha hecho gracia. Jajaja.
    ¿Será que soy machista?

    ResponderEliminar
  6. ¡Ah, lo olvidaba!
    La cabecera preciosa.

    ResponderEliminar