Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



martes, 1 de noviembre de 2011

Ferran Torrent, No emprenyeu al comissari!

Torrent, Ferran, No emprenyeu el comissari! (Quaderns Crema, Barcelona: 2007 [1ª de 1984]).

¡Qué mal envejece la serie de Toni Butxana leída 25 años después! Ni está ya en Valencia el legendario Barrachina sobre el que gira la novela como lugar de encuentro de los personajes, ni creo que queden -si alguna vez los hubo- esos tipos que parecen más bien sacados del Harlem de las novelas de Chester Himes. Aunque claro, quizá ha sido Valencia la que ha envejecido con sus parques en el cauce viejo del Turia, no sé qué de las ciencias y las artes y hasta un circuito -supongo que sostenible- de Fórmula 1. Aunque visto así, quien ha envejecido no es ni Toni Butxana ni la novela, sino Valencia, que no sé si aún tendrá su tribunal de las aguas (pronúnciese auies) y su Cheperueta.

3 comentarios:

  1. Uhm! Què records! Un negre amb un saxo era también de Ferran Torrent? Sí, supongo que releer todos esos libros del insituto debe dar un poco de grima. Yo releí el Mecanoscrit del segon origen hace poquito y em va fascinar com el primer dia. Je, je… Què temps!

    ResponderEliminar
  2. Sí, Un negre amb un saxo, Penja els guants, Butxana, Gràcies per la propina, Cavall i rei...
    Y por aquellos tiempos corría yo bastante por Valencia, por la Horta Sud, Paiporta, Catarroja..

    ResponderEliminar
  3. Massanassa, Alcácer… Ay! Yo hubo un tiempo que soñaba con vivir en Valencia. La ciudad soñada.

    ResponderEliminar