Como nunca he tenido máquina de fotos, confieso que casi ninguna de las fotos de este blog es mía, todas las he sacado de la güé.



lunes, 22 de agosto de 2016

Pan

Un nuevo texto, condicionado por la palabra pan, para colaborar en la página de foroliteratura y que más o menos está aquí.

Trigo candeal.
Segado en Castilla por cuadrillas llegadas de Aragón. Mañanas de julio. Sol sin adjetivos.
Trillar, aventar. La paja al viento, el grano en la talega.
Molino, molienda, piedra molar... Harina con un solo adjetivo: blanca.
Masa, levadura, horno…
Y compartir contigo ese pan blanco que me tiendes con tu mano morena. 


jueves, 18 de agosto de 2016

Camí de cavalls, XVIII (12/3, Son Xoriguer)

Playa de son Xoriguer
El día 16 de agosto, día de san Roque aunque eso no tenga nada que ver, prosigo el camino que dejé aquí. Y había que aprovechar porque hacía una temperatura de 24º y estaba nublado como se puede apreciar en las fotos.
Llegué pronto porque había madrugado. Decidí tomar un café en S'Olivera mientras leía el periódico y, poco después de las 8 de la mañana, ya había aparcado en el extremo occidental de la playa. La cuestión es que mucha gente había pensado lo mismo que yo y, al empezar a andar, como en ese tramo el camino es casi una senda paralela a la playa, tenía que apartarme para que no me atropellara la gente que venía corriendo en una u otra dirección.
Y no hice mucho recorrido: prácticamente hasta el extremo oriental de la playa; y en plan algo cansino porque en algún momento hube de caminar sobre arena.
La misma playa desde el otro extremo
Por eso decidí volver por el camino fácil. Al rebasar la playa y en dirección ya hacia son Saura, busqué el modo de salir a las calles civilizadas y volví al coche por asfalto. En resumidas cuentas fue un recorrido corto porque entre la ida y la vuelta sólo emplée 26 minutos para una distancia de 1.400 metros entre la ida y la vuelta; y ello lleva a un promedio global de 4,13 kms./hora.

domingo, 14 de agosto de 2016

Jorge Luis Borges, Antología lírica 1923-1977

Borges, Jorge Luis, Antología lírica 1923.1977 (Alianza, Madrid: 1997)
Una buena colección poética con los temas de que gusta el autor: desde la erudición hasta los gauchos. También variado en cuanto a la forma: desde el soneto hasta formas libres.
Comentaremos de forma dispersa algunos poemas:
  • 'El reloj de arena' (21-23): tema plenamente barroco. Se remonta al río de Heráclito para luego ir al reloj de arena -oro gradual que se desprende- y concluir en tono personal: no he de salvarme yo, fortuita cosa / de tiempo, que es materia deleznable.
  • 'Ajedrez' (24-25): pura mise en abîme a partir del jugador moviendo la pieza: Dios mueve al jugador, y éste, la pieza. / ¿Qué dios detrás de Dios la trama empieza / de polvo y tiempo y sueño y agonías?
  • 'Arte poética' (43-44): vuelta al río heraclitiano -el río hecho de tiempo y agua- con el añadido del tema del sueño presentado en paradoja -la vigilia es otro sueño / que sueña no soñar- que anuncia otra paradoja final: Heráclito inconstante, que es el mismo / y es otro, como el río interminable.
  • 'Baltasar Gracián' (59-60): homenaje al aragonés desde el ángulo barroco en un poema que se abre con el mismo verso que se cierra: Laberintos, retruécanos, emblemas. Y genial la interrogación acerca del destino del autor tras su muerte.
  • 'El instante' (75): soneto de tono quevediano partiendo del ubi sunt: ¿Dónde estarán los siglos, dónde el sueño / de espadas que los tártaros soñaron, / dónde los fuertes muros que allanaron, / dónde el Árbol de Adán y el otro Leño. Y con conclusión a base de antítesis: El hoy fugaz es tenue y es eterno; / otro Cielo no esperes, ni otro Infierno.
  • 'Ewigkeit' (77): otro soneto de tono barroco con una frase contundente: todo es del gusano.
  • 'Junio 1968' (101): otro poema con otra frase original dicha entre paréntesis y en tono prosaico: (Ordenar bibliotecas es ejercer, de un modo silencioso y modesto, / el arte de la crítica.)
  • 'El gaucho' (109-110): hermosa estampa del tipo a base de endecasílabos: murió en reyertas de baraja y taba; Hoy es polvo de tiempo y de planeta. Y la sólita frase contundente: Dios le quedaba lejos.
  • 'Quince monedas' (121-125): texto enigmático con buenas reflexiones: ¿En qué ayer, en qué patios de Cartago / cae también esta lluvia?
  • 'All Our Yesterdays' (127): soneto sobre el paso del tiempo con la curiosa rima puerta/muerta que iguala ambos términos también en cuanto al significado.
  • 'La cierva blanca' (128): otro soneto que remite a la idea de la vida como sueño: Yo también soy un sueño fugitivo que dura / unos días más que el sueño del prado y la blancura.
  • 'Ni siquiera soy polvo' (141-142): de nuevo el tiempo y el sueño: Ni siquiera soy polvo. Soy un sueño / que entreteje en el sueño y la vigilia / mi hermano y padre, el capitán Cervantes.
  • 'Gunnar Thorgilsson' (143): el toque de exotismo: Yo quiero recordar aquel beso / con el que me besabas en Islandia.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Oriflama

Otro texto rápido para la página de Foro de literatura condicionado, a propuesta mía, por la presencia de la palabra oriflama y que está aquí.

Da igual, en rigor, que sean molinos o gigantes, rebaños o ejércitos. Se trata sólo de picar de espuelas al caballo y que ondee al viento la oriflama con el nombre de Dulcinea.


sábado, 6 de agosto de 2016

Transparencia y opacidad

Otro texto casi por encargo para un foro de literatura en que se trataba de construir algo alrededor de la palabra transparencia. En concreto está colgado en esta página y atribuido a uno de mis seudónimos, Domusaurea que, por cierto, nadie de allí sabe qué significa:

Transparencia es cualidad, por ejemplo, del cristal hecho botella o transformado en vaso. Y del agua: doble transparencia, pues, la del vaso de agua. Luego llega un novio cualquiera y lo complica:
-Tienes la mirada transparente.
Tras él, un poeta lo complica aún más:
-Tiro mis tristes redes a tus ojos oceánicos.
Sin embargo, yo sé que tú eres opaca y por eso me quedo tras el cristal de la ventana esperando a que cruces el paisaje, opaco también.


viernes, 29 de julio de 2016

Álvaro Pombo, El metro de platino iridiado

Pombo, Álvaro, El metro de platino iridiado (RBA, Barcelona: 1993)
No había leído nunca nada de este autor y, como vi esta novela por 2 euros en Sant Cugat del Vallés y en una librería de viejo tan moderna que se llamaba outlet, la compré a pesar de que el título tira para atrás.
Sin embargo, a pesar del título quiero decir, la novela refleja el ambiente en la alta sociedad madrileña en la tardía posguerra y me recuerda, de lejos, Entre visillos de Carmen Martín Gaite. Y la comentaré, como siempre, a salto de mata:


lunes, 25 de julio de 2016

A vuelapluma

Un poemilla escrito casi por encargo y en un momento para forodeliteratura.com; está aquí:

¿Ausencia?
Sed de ti, de tu sombra, de tus contornos.
¿Presencia?
Y echarte ya de menos mientras te miro.
¿Esencia?
La tuya y la mía: sólo una.

jueves, 21 de julio de 2016

Miguel Hernández, El labrador de más aire

Hernández, Miguel, El labrador de más aire (Cátedra, Madrid: 1997)
Leemos esta obra de teatro para la última tertulia de este curso en la Biblioteca Pública de Mahón y sin entender muy bien la razón de que se escogiera porque... O quizá es, simplemente, que el autor no es de mi gusto: endecasílabos del tipo pajareará mi alma colmenera o voy de mi corazón a mis asuntos hablan por sí solos. Pero tampoco vamos a negar que merezca un sitio en la literatura española del XX junto a los autores del 27 ni que conozca a los clásicos.
De la obra diremos que:

domingo, 17 de julio de 2016

José Saramago, Memorial do Convento

Saramago, José, Memorial do Convento (Camino, Lisboa: 1999)
Nunca le he visto la gracia ni el mérito a Saramago y ésta, de 1982, es la tercera novela que le leo tras A Jangada de Pedra (1986) y el Ensaio sobre a Cegueira (1995). No me convencen esos finales abruptos de esas dos novelas por las que, sin mucha explicación, todo vuelve al estado inicial. Aparte de que, como dije una vez en un encuentro sobre Camus, el Ensaio sobre a Cegueira me parece demasiado inspirado en La Peste por no decir un plagio. Y en cuanto a A Jangada de Pedra, muy mona la intención iberista, pero para ello ya estaba Miguel Torga a quien Saramago não chega aos calcanhares en palabras de Lobo Antunes. Sea como fuere, comentaremos:

miércoles, 13 de julio de 2016

Camí de cavalls, XVII (12/2, de cala'n Bosch a son Xoriguer)

Tramo de costa con el faro Artrutx
El 19 de junio, domingo, a las 3 y media de la tarde, esto es, después de comer y tras pensarlo mucho, me decido, porque hacía una temperatura soportable, y llevo el coche hasta un aparcamiento situado cerca del extremo occidental de la playa de son Xoriguer por donde pasa el camino. Me propongo ir desde allí hacia atrás, es decir, hasta el punto donde lo había dejado el día 16 según expliqué aquí. Y así lo hice: en un primer momento, el camino, bastante transitado a esa hora, es una senda pedregosa bastante semejante a otros tramos y que va bordeando el mar, en calma en esos momentos.
Cala'n Bosch
Tal como se ve en la foto de la derecha, la senda va a parar a la playa de cala'n Bosch que, en ese momento, estaba llenísima de gente. A partir de ahí, el resto del trayecto, que no fue ni mucho ni de interés, discurrió sobre asfalto en zona urbana entre hoteles, tiendas turísticas y chalets. Una buena reflexión que se me ocurrió es lo mal que huelen los hoteles por cualquier lado que no sea la fachada.
Canal de entrada al lago
En cuanto al resto del camino, lo único destacable es que en seguida topé con las escaleras del puente que salva el canal de entrada al lago artificial. Lo crucé, giré a la izquierda en busca de la orilla del mar y, cinco minutos después, llegué al cruce que había alcanzado en la etapa anterior. Desde allí volví atrás por el mismo camino.
Ya digo que fue un trayecto no muy largo: 3,2 quilómetros en total para los que dedicamos 41 minutos. Y ello lleva el promedio general, desde que comenzamos el camino a 4,17 kms./hora.
Mar y asfalto